BeAble Capital, venture líder en Science Equity, invierte 160.000 euros en Porous Inks Technologies (PINKs)

BeAble Capital, venture líder en Science Equity, ha invertido 160.000 euros en Porous Inks Technologies. Con esta nueva inversión, BeAble Capital sigue apostando por tecnologías disruptivas capaces de solucionar problemas no cubiertos en la sociedad. 

PINKs investiga en la síntesis de MOFs, una nueva clase de materiales cristalinos que combinan iones metálicos inorgánicos con polímeros orgánicos. Además, con los que se pueden formar estructuras tridimensionales. 

Se trata de materiales cristalinos muy porosos que tienen múltiples aplicaciones que podrían ser clave frente a grandes retos. La humanidad se enfrenta a ellos, como la falta de agua o el cambio climático. 

Estos materiales son capaces de capturar dióxido de carbono evitando así su emisión a la atmósfera, o absorber y almacenar moléculas de agua presentes en el aire para la generación de agua potable en entornos tan hostiles como el desierto. Presentan cientos de aplicaciones industriales muy potentes. Además, no sólo en ámbitos relacionados con el medio ambiente. También se investiga su uso en la catálisis, en combustibles verdes, la administración de fármacos, e incluso en aplicaciones electrónicas. 

Hasta ahora, sus principales inconvenientes eran sus sofisticados métodos de producción y su falta de procesabilidad para que puedan utilizarse a nivel industrial. Pero PINKs ha patentado una tecnología que soluciona este problema. ¿Cómo? facilitando su incorporación y abriendo incluso la posibilidad de producir piezas tridimensionales mediante fabricación aditiva. Esta novedosa tecnología ha sido desarrollada por la Universidad Autónoma de Madrid y la Escuela Politécnica Federal de Zurich

INVIERTE Y APUESTA POR LA CIENCIA

A pesar de la difícil situación sanitaria y económica que vive el país, BeAble Capital, venture líder en España en inversión en tecnologías surgidas del ámbito científico, sigue apostando por transformar la Ciencia en industria. Así, crea empresas rentables y beneficiosas para la sociedad con las que reindustrializar España, posicionándolo como la gran potencia científica que es.

El próximo año BeAble Capital levantará un nuevo fondo de 70 millones. Por ello, ahora es un momento clave para hacer partícipes a inversores privados y family offices. Para ellos, "es el momento de impulsar cualitativa y cuantitativamente la economía de nuestro país. La Ciencia en España lo tiene todo para convertirse en una industria rentable, pero es imprescindible apostar por ella cuanto antes".

La empresa de nanotecnología Nanusens ha cerrado una ronda de financiación de 1.073.800 euros a través del marketplace de inversión Crowdcube, con la participación destacada del fondo de capital semilla Inveready, especializado en deep tech. Esta es la quinta ampliación de capital que realiza la compañía, que también cuenta con Caixa Capital Risc y Dieco Capital en su accionariado. Además de Inverady, en total, han invertido en la ampliación 785 inversores privados. 

Nanusensnanu es una empresa tecnológica, dedicada al desarrollo de chips con micromecanismos para teléfonos móviles fundada en Barcelona en 2014 y dirigida por el ingeniero Josep Montanyà, doctor en Ingenieria Electrónica por la UPC, junto con el Dr. Daniel Fernández y el Dr. Marc Llamas. Actualmente, la empresa cuenta con un equipo de nueve personas y sus oficinas y laboratorio se encuentran en el Parc Tecnològic del Vallès. 

Los ingenieros de Nanusens han desarrollado un innovador proceso de fabricación de nanosensores para móviles que reduce los costes de producción y acorta drásticamente el tiempo de fabricación (hasta en un 85 %), a la vez que mejora el rendimiento de los chips. Se calcula que, en el mundo, se venden anualmente 2.800 millones de terminales y que el mercado de los chips con micro y nanomecanismos registra un crecimiento anual del 12 % y mueve alrededor de 40.000 millones de dólares al año.  

Con la cadena de suministro ya totalmente definida, la tecnológica prevé finalizar la producción de su primer chip a principios del próximo año y ya se encuentra en avanzadas conversaciones con potenciales clientes chinos para lanzarlo al mercado el año que viene.

Actualmente, Nanusens está abriendo una oficina en Londres y, en 2019, tiene previsto establecer otro equipo en China.