• Directorio de empresas
Tecnológicos|Javier Olaguibel, Guillermo Aguirre de Cárcer. Rollcard
"Con Rollcard las empresas conocerán las estadísticas de la actividad comercial de sus empleados"
  • "Puedes meter un vídeo, tu porfolio, todas las cosas que tú quieras, y se intercambian mediante un código QR de móvil a móvil o de tablet a móvil".
20/06/2014 |  José María Torrego

Javier Olaguibel, Guillermo Aguirre de Cárcer e Ignacio del Pozo son los tres socios fundadores de Rollcard, una aplicación móvil pensada para solucionar los problemas diarios de las tarjetas de visita tradicionales. Estos tres jóvenes de 30 y 29 años han querido adaptarse a las necesidades del mercado actual y han creado una herramienta útil y sencilla, que permite añadir más información a la tarjeta de visita tradicional.

La aplicación ofrece estadísticas actualizadas de tus contactos y con un innovador sistema de intercambio de tarjetas digital e intuitivo. Amigos desde la infancia, los fundadores de Rollcard pusieron en marcha la idea inicial a finales de 2012, cuando comenzaron a desarrollar la  herramienta… Unos meses después se presentaron a una incubadora de ideas y  lograron empezar a desarrollarla en el Laboratorio Emprendedor del Parque Científico de Madrid.

Guillermo es CTO en Rollcard y ha estudiando Ingeniería de Telecomunicaciones por la Universidad Politécnica de Madrid. En su experiencia laboral destaca su paso por Socialbid, por el Centro de Supercomputación de Barcelona y volver a Madrid para formar parte del equipo de desarrollo de Ebay.

Javier estudió Administración y Direccion de Empresas en la Universidad Autónoma de Madrid, trabajó durante tres años en los departamentos de auditoría y proyectos de consultoría de  PricewaterhouseCoopers y estuvo dos años en Camboya de voluntariado. Actualmente forma parte de Ashoka, una red de emprendedores sociales y cuyo trabajo compagina con el de su start-up.

Ignacio es licenciado en Derecho y ADE en la Universidad Autónoma de Madrid y máster en el ICEX. Empezó a trabajar en consultoría estratégica en Accenture, después pasó por KLB Group, trabajó con la oficina comercial de España en Brasilia y a la vuelta se embarcó en Rollcard. Actualmente su implicación en Rollcard lo compagina desde Sau Paulo donde trabaja en Banco Santander.

¿Qué es Rollcard?

Rollcard es una aplicación web que busca solucionar los problemas con las tarjetas de visita tradicionales. La App te permite diseñar online tu tarjeta de visita poniéndole toda la información que tú quieras: tu tarjeta de visita normal junto con tu foto y tus perfiles en redes sociales, y cualquier texto, imagen o video describiendo tu empresa. Además de añadir todo lo que quieras, tienes la posibilidad de intercambiar las tarjetas mediante un código QR de móvil a móvil o de tablet a móvil.

Si tú cambias alguno de tus datos de contacto en tu tarjeta, el sistema cambia automáticamente los datos en todas las tarjetas que ya has repartido. Si recibes una tarjeta nueva puedes guardar el número de teléfono en tu agenda del móvil, las puedes organizar por grupos, o le puedes meter un comentario que siempre te va a aparecer guardado. Rollcard también te da estadísticas que te recuerdan toda la actividad que has tenido con tus tarjetas: cuántas has repartido, dónde has dado tu tarjeta, dónde te las han dado a ti, quiénes, cuáles de tus contactos están repartiendo tu tarjeta. Puedes vigilar cómo se difunde, es una tarjeta que te diseñas online y la llevas siempre en tu móvil o en tu tablet.

¿Cómo surge la idea de crear Rollcard?

Durante los últimos meses que estuve en Camboya trabajando para llevar vino al sudeste asiático y haciendo labores comerciales. Me encontré de repente con miles de tarjetas con nombres chinos que no podía luego recordar de dónde las había cogido… Al regresar a Madrid le comenté a Guille que no había ninguna herramienta que solucionase este problema y fue así como detectamos esta necesidad.

¿Nos podrías explicar el sistema por el cual la aplicación permite almacenar en el móvil la tarjeta de visita de cada contacto?

Tenemos un servidor con una base de datos que es donde se guarda toda la información de las tarjetas, todas las imágenes… Luego hay una aplicación web a la que se puede acceder desde el navegador del ordenador y desde aplicaciones nativas para Android e iPphone, las cuales cogen esa información del servidor y se la muestran al usuario.

A través de códigos QR podemos identificar una tarjeta, en un lugar y en un momento concreto, de tal forma que todos los intercambios quedan registrados en esa base de datos del servidor del que luego podemos extraer las estadísticas.


“A través de los códigos QR podemos identificar una tarjeta, en un lugar y en un momento concreto”



¿Esta idea innovadora ya existe en más países de la que habéis exportado el concepto?

Ya se han intentado dar soluciones a esta necesidad. Desde hace tiempo se está buscando la idea de reemplazar la tarjeta de visita. Nosotros primero estuvimos analizando los distintos métodos que la gente tiene, los distintos productos que ofrecían.

Estuvimos mirándolas todas, sabiendo que algunas están desde hace cinco años y no se están usando o al menos sustituyendo a las tarjetas de visita. Queríamos ver porqué no utilizaban todas estas herramientas que se estaban desarrollando y comenzamos a preguntar… Nos encontramos con ciertas cosas que les faltaban a todos, estamos hechos más bien de ideas de todos pero lo que hemos desarrollado es algo que reúne todas las claves que la gente necesitaba.

¿A quién recurristeis primeramente para financiar el proyecto?

A nuestro bolsillo. El primer año ha sido intentar mantener los gastos al mínimo, nos lo hemos financiado todo nosotros y el capital social de la empresa hasta ahora mismo es sólo capital nuestro.

¿Qué ventajas supone utilizar vuestras tarjetas de presentación?

Por un lado, cuando intercambias una tarjeta una vez siempre vas a tener los contactos actualizados de esa persona, por otro lado tú vas a tener estadísticas de cuales han sido tus contactos reales con personas, contacto físico y adicionalmente para empresas habrá un diseño común creado por la empresa. Se lo  enviarán a todos los empleados a través del móvil  y ellos simplemente tendrán que meter su nombre, apellidos y así tendrán su tarjeta. A las empresas también les va a suponer tener estadísticas de la actividad comercial de sus empleados, además de que cuando un empleado se va y otro llega automáticamente la tendrá y ahorrará tiempo y costes.

¿Vuestras tarjetas son iguales para todas las empresas o cada una las puede personalizar a su gusto?

Totalmente personalizable, nosotros hemos trabajado con una diseñadora y nos ha hecho una galería de diseños, pero la herramienta te permite diseñar la tarjeta al completo. Se puede elegir la forma, el tamaño, los colores, poner o no imágenes, todos los textos que quieras… el diseño de la tarjeta es completamente abierto.

Es una diferencia respecto a nuestros competidores… los cuales te crean una tarjeta base donde lo máximo que puedes cambiar es tu foto y tu logotipo. Nosotros creemos precisamente que no tiene sentido que sean iguales porque cuando das tu tarjeta, estás dando tu imagen corporativa e intentando diferenciarte.

¿Cuántas empresas están apuntadas a esta iniciativa?

Ahora tenemos unos 250 usuarios. Lo que queremos es, a través de los usuarios y de los eventos, llegar a las empresas: esos serán nuestros clientes. Si a la gente le gusta la herramienta y la usa, pretendemos llegar a su empresa.

¿Qué respuesta está recibiendo por parte de los usuarios?

Por parte de los usuarios llevamos meses con el prototipo en fase de pruebas, recibiendo todo tipo de comentarios de usabilidad. En cuanto a las empresas, estamos trabajando con Ashoka para recibir el feedback que nos permita observar cómo se relacionan con la herramienta, cómo la utilizan y de esa forma ajustar el diseño a sus necesidades.

Al ser una tarjeta digital ¿Qué sistema utilizáis para repartirlas entres varios socios en una reunión?

A través de la aplicación móvil. Si una persona quiere intercambiar su tarjeta con varios simplemente con poner dentro de la aplicación el código QR de su tarjeta los demás solo tienen que ir sacando foto al código QR y automáticamente se intercambian.

Tu tarjeta te permite comprobar cuántas copias hay en circulación y si quieres comprobar cuándo has recibido la tarjeta de alguien también puedes comprobar la fecha e incluso el lugar.


“Si tú cambias alguno de tus datos de contacto en tu tarjeta, el sistema cambia automáticamente los datos en todas las tarjetas que ya has repartido”. 



Tenéis una aplicación ¿qué podemos encontrar en ella? ¿Dónde reside vuestro valor diferencial?

Desde dónde y cuándo la recogiste, cuántos de tus contactos la están dando hasta las estadísticas que se crean automáticamente. Hay muchas aplicaciones que están atacando este problema desde distintos puntos de vista. Con algunos compartimos ciertas cosas pero hay otros de los que nos alejamos bastante porque intentan mezclar el mundo digital con las tarjetas reales físicas.

Nosotros desde un principio quisimos alejarnos de eso porque es como querer adaptar el e-mail poniéndole un sello de verdad, y no entendemos para qué quieres hacer eso si es más rápido y cómodo hacerlo sin papel. Desde el principio teníamos un poco esa idea, si no es necesario el papel se puede olvidar.

¿Cómo ha evolucionado Rollcard desde que empezó?

Hubo un tiempo en que esto iba a ser una cosa para que los restaurantes pudieran repartir promociones en función de cuantas veces habías ido a través de la tarjeta de visita. Luego estuvimos haciendo un estudio para ver por qué cliente empezar, vimos interesantes los restaurantes pero no era el momento… al quererlo considerar como cliente principal nos dimos cuenta que nos podíamos convertir en una cosa que no queríamos, que es una tarjeta de fidelización.

Pivotamos y concluimos que los restaurantes pueden usar Rollcard para darse a conocer, pero tenemos que centrarnos en los usuarios principales de tarjetas de visita como son las personas de negocios o comerciales.

¿Qué necesita un emprendedor para llevar su empresa adelante?

Financiación siempre viene bien pero lo que tienes que tener sobre todo al principio son ganas y gente que te apoye. 

En mi caso (Javier) te das cuenta de que en la carrera no te enseñan iniciación de empresas, esto es un aprender constante, equivocarse, rectificar… tienes que tener la mente abierta y las ganas, además de algo ahorrado para embarcarte. La parte de no tener ingresos es muy dura, tienes que mentalizarte a que tus ingresos no van a ser como con un trabajo normal.

¿Qué modelo de negocio existe en Rollcard para hacer del proyecto una empresa viable?

El modelo ya lo tenemos definido, ahora toca ponerlo en práctica y comprobarlo. Estamos convencidos de que va a ser sostenible con las empresas, con su uso común, igual que son las tarjetas de visita tradicionales.  Ahora con esta herramienta que les da estadísticas, es de fácil uso y encima más barata, las empresas pagaran en función del número de empleados que tengan tarjeta. El cliente Premium obtendrá información más concreta con estadísticas de pago, de tal forma que si eres autónomo puedes ver el beneficio añadido en el caso de un restaurante o una tienda por ejemplo, al saber quién te está haciendo más marketing y recomendación porque al final muchas veces esto también va a medir el boca a boca que hasta ahora no se podía comprobar.

Inicialmente no tenéis clientes y al ir a una empresa y presentarle la herramienta no podrán captar otras tarjetas si esas empresas no tienen la App, ¿cómo tenéis pensado hacer fácil, intuitivo y viral vuestro servicio para que se viralice entre vuestros clientes?

Una de nuestras premisas al empezar era poder aportar valor desde el primer cliente. Es cierto que si la demás gente no tiene Rollcard no puedes recoger tarjetas digitales, pero hay muchas ventajas para dar tu tarjeta Rollcard en vez de tu tarjeta de visita física: garantizas que la persona lo recibe seguro (bien porque se las has pasado a su app o en caso de que no la tenga se la puedes mandar por email), tiene fácil y rápido acceso a tu tarjeta, puedes hacer seguimiento de dónde y cuándo la has repartido, transmites más que con tu tarjeta (tu foto, redes sociales, tu portfolio, un video de tu empresa, etc.) y permites a la otra persona tener siempre tus datos de contacto actualizados.

Por otro lado, las tarjetas de visita suelen ser de una empresa. Si un empleado descubre la aplicación, se crea una tarjeta y puede compartir el diseño corporativo con sus compañeros de manera que estos simplemente tendrán que introducir sus datos de contacto para tener su propia tarjeta. Si los empleados usan la herramienta, será más sencillo llegar a la empresa para que se decida a hacerse su tarjeta corporativa con Rollcard.

MÁS INFORMACIÓN

Sígueles en Facebook

Sígueles en Twitter

Si te ha interesado esta información, te recomendamos ...

Tags Relacionados
Pincha en uno de los tags para ver más noticias relacionadas
¡Deja tu comentario!
Esta es la opinión de los internautas, reservado el derecho a eliminar comentarios injuriantes o contrarios a las leyes españolas.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

2009. Charaxes Jasius S.L. Todos los derechos reservados