• Directorio de empresas
Tecnológicos|Iñigo Velasco Ayensa. Escuela de Saber
"Invertir dinero propio y la incertidumbre de si funcionará o no, le dan dos vueltas de tuerca a la presión con la que se trabaja"
  • Escuela de Saber es una plataforma cultural pionera en el sector que se establece como un vehículo entre el mundo académico y un público interesado en aprender.
10/07/2015 |  Ana Alonso

Iñigo Velasco Ayensa y Victor Rubinat Cabanas son los fundadores de Escuela de Saber, una plataforma cultural pionera en el sector que se establece como un vehículo entre el mundo académico y un público interesado en aprender. ¿Su objetivo? Acercar el conocimiento a la gente y hacerlo lúdico y divertido.

Iñigo es Licenciado en derecho, especializado en comercio internacional y gestión de proyectos. Ha realizado proyectos de internacionalización en México, Rumania o EE.UU. Por su parte, Victor es Técnico Superior en Informática Empresarial especializado en la gestión de proyectos y definición de Arquitectura. Cuenta con trece años de experiencia en la creación y desarrollo de proyectos de software para grandes empresas.

¿Qué aporta ser emprendedor a la vida personal y profesional? ¿Vale la pena?

Los proyectos en los que he trabajado previamente también supusieron un gran reto aunque nunca dudé que salieran adelante, por ejemplo, la implantación de una planta de producción de componentes de automoción en Rumania.

Invertir dinero propio y la incertidumbre de si funcionará o no, le dan dos vueltas de tuerca a la presión con la que se trabaja.

Te ha costado dos años poner en marcha el proyecto, ¿qué sientes al verlo realizado por fin?

El trabajo que depende de mí podía haberlo hecho en seis meses. Por lo tanto, llevo un año y medio tirando de cosas y de gente. Acostumbrado al mundo industrial en el que tres meses son un mundo ha sido un poco desesperante. Una vez puesto en marcha es un alivio. Creo que en cada fase el reto cambia, lo importante es nunca dejar de avanzar. El  objetivo o la satisfacción del deber cumplido solo la obtendré cuando funcione.

¿Cómo definiríais Escuela del Saber?

Es una plataforma cultural, pionera en su actividad. Pretende acercar el conocimiento a la gente y hacerlo lúdico y divertido.

En esta primera fase son podcast de historia pero el catálogo se irá ampliando a otras ramas del saber como la filosofía, las ciencias o la música.

¿Cómo surge la idea?

Durante mis diez años dedicado a proyectos de internacionalización he pasado mucho tiempo solo y/o viajando. Descubrí la empresa The Great Courses y me llamó la atención que no existiese nada similar en español. Me encontraba ante una oportunidad. Un buen día pensé que si nadie lo hacía podía ponerlo en marcha yo mismo.

¿Por qué decidisteis utilizar el audio y no otras maneras de comunicar?

Creo que el hueco estaba en este formato. En podcast todavía no había contenidos de calidad pensados expresamente para ser escuchados y con buenas producciones. Si fuese audiovisual sería un documental, más interactivo o con la formación como objetivo una plataforma de e-learning.

¿Qué ventajas tiene?

La principal es que puedes compaginar actividades cotidianas como conducir, andar, cocinar o correr con el placer de aprender escuchando.

¿Cómo conseguís reducir tanto el precio con respecto a otras aplicaciones (fuera de España)?

Este es uno de los retos y/o dificultades que encontramos. En EE.UU. la gente está acostumbrada a pagar por los contenidos, por la formación o por el conocimiento universitario.

El motivo es dar a conocer el proyecto y romper la barrera de la primera compra. También evitar la pirateria.

No hay secreto, solo conseguir muchas descargas. Ser el primero en ofrecer un tipo de producto ofrece oportunidades pero también amenazas.

¿Cómo se realiza el contacto con los profesores?

Cuando decidimos un tema que pueda ser interesante buscamos a los mejores especialistas a través de búsquedas en internet o por recomendación. El resto es contactarles e ilusionarles para que colaboren. Cada podcast requiere muchas horas de trabajo.

¿Facilitáis vosotros la infraestructura para poder grabar los podcast?

La producción la hace un equipo que hemos preparado y especializado para ello. Hoy en día con los medios técnicos no es muy complicado. Lo más difícil ha sido concretar el estilo y montar el proceso.

¿Por qué os habéis centrado en la Historia?

Es un nicho en el que sabemos que hay mercado, interés. Es importante darse a conocer en un segmento determinado para después expandirse. Mensualmente en España compra una revista de historia alrededor de cien mil personas.

¿Hay alguna época o temática concreta que sea la más demandada?

Estamos empezando y todavía no podemos saberlo. Imagino que el camino de santiago y la ciudad de Santiago se adapta muy bien al formato audio. Los peregrinos pasan mucho tiempo andando y no tienen tiempo para leer pero si para escuchar.

¿Tenéis pensado ampliar contenidos a otras áreas del saber?

Desde luego. Ciencias, arte, literatura, música filosofía son los siguientes objetivos. El orden dependerá de que lo que pidan nuestros usuarios

¿Qué ventajas tiene este modelo de conocimiento?

Tener acceso a al conocimiento de grandes especialistas, y que estos lo expliquen de una forma didáctica y sencilla es un lujo. No hemos descubierto la ciencia infusa pero hacemos más accesible el conocimiento.

Al igual que en el deporte, la cultura puede ser un relajante y liberador del ajetreo y los problema diarios

¿Cómo detectáis esta necesidad?

The great Courses había vendido en 2006 un millón de cursos en inglés. Yo soy usuario de estos cursos y creí que alguien debía hacer algo parecido en español.

¿Qué tipo de público os sigue?

Hay de todas la edades. Desde estudiantes hasta jubilados. El potencial es grande. Normalmente es gente que no tiene tiempo o ganas de leer textos científicos y ve en esta forma de divulgación una oportunidad de aprender de una forma lúdica y sencilla.

Tenéis acuerdos con algunos profesores de Latinoamérica, ¿también hay usuarios allí?

Al ser un proyecto pionero en el mundo hispanohablante no hay que perder de vista los temas americanos. También hay que tender puentes entre ambos lados del continente. Por mi experiencia en México, por ejemplo, la gente pasa horas en el coche yendo a trabajar y es ideal para no tener la sensación de “perder” el tiempo o aprovecharlo de otra forma.

¿Por qué habéis decidido apoyar a la ONG Fundación Hospital Mayo Rey?

Considero importante la responsabilidad de las empresas. Hay que cooperar para que el mundo sea un poco mejor. Concretamente esta fundación está impulsada por un tío mío. Tengo la garantía de que cada céntimo que se done llegará a su destino final que es ayudar a niños con problemas de salud en África.

¿Cuáles son vuestros objetivos para 2015?

Conseguir  arrancar con todos los cursos de la primera hornada, no es fácil. Los profesores son gente ocupada y suelen retrasarse. Después de dos años de espera la reacción del público será muy importante para determinar su viabilidad, al menos con este modelo de negocio.

¿Cómo habéis cambiado desde vuestro nacimiento hasta la actualidad?

El plan de negocio sigue siendo el mismo. Las expectativas no han cambiado. Eso sí, habrá que acelerar los primeros pasos ya que ha pasado más tiempo del que teníamos previsto y los gastos, obviamente, también.

En función de los resultados veremos que cambios hay que hacer.

¿Cuál ha sido el momento más difícil desde que decidisteis emprender?

Todos los meses en los que ves que pasa el tiempo y hay retrasos en la entrega de los trabajos y posterior producción. No han sido fáciles los dos últimos años

¿Tenéis pensando expandir vuestros servicios?

Desde luego si conseguimos un volumen grande de usuarios interesados por la cultura. La idea es hacer la cultura más accesible a la gente y las posibilidades son grades.

¿Qué opinión tenéis de la política de emprendedores llevada a cabo por el Gobierno de España? ¿Ha sido un factor clave en vuestro desarrollo?

Cuando fui a pedir dinero al banco las condiciones eran tan difíciles que me salía mejor pedir dinero a mis padres que pedirles que me avalasen.

El Gobierno de Cantabria me ha concedido una subvención para pagar autónomos durante los tres primeros años. Esto ha sido una gran ayuda y lo agradezco.

También he recibido ayuda para desarrollar el plan de negocio, aunque en este aspecto ya tenía experiencia, me ha servido como segunda opinión.

No parece lógico que se achicharre a impuestos a una persona que está empezando un negocio y solo da pérdidas. Es el mayor problema.

No he tenido más ayudas, aunque tampoco me han complicado las cosas. Es de agradecer.

MÁS INFORMACIÓN

Sígueles en Twitter

Sígueles en Facebook

¡Deja tu comentario!
Esta es la opinión de los internautas, reservado el derecho a eliminar comentarios injuriantes o contrarios a las leyes españolas.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

2009. Charaxes Jasius S.L. Todos los derechos reservados