• Directorio de empresas
Sociales|Aureli Bou i Balust y Sergi Figueres. Worldcoo
“En Worldcoo nos alejamos de un inversor puramente económico y primamos propuestas comprometidas con la empresa”
  • Worldcoo recibe y gestiona en tiempo real todos estos donativos ofreciendo una experiencia de donación segura, transparente y de alto impacto.
  • La startup firma un convenio de colaboración con los comercios electrónicos en el cual se detallan las condiciones de integración y políticas de protección de datos
12/05/2016 |  Indra Kishinchand

Aureli Bou i Balust y Sergi Figueres son los fundadores de Worldcoo, aunque actualmente y después de varias rondas de financiación la empresa tiene ya muchos socios. Worldcoo es una empresa social cuya misión es ayudar a ONGs a conseguir fondos para sus proyectos. Para ello, Worldcoo ha desarrollado el “Widget Solidario de Worldcoo”, que permite a los comercios electrónicos ofrecer a sus clientes la opción de realizar donativos justo antes de tramitar un pedido.

Worldcoo recibe y gestiona en tiempo real todos estos donativos ofreciendo una experiencia de donación segura, transparente y de alto impacto.

Sergi y Aureli son amigos de siempre y nunca han perdido el contacto; juegan en el mismo equipo de fútbol, tienen muchos amigos común… Ya en 2010 fundaron juntos ACED, que resultó ser una gran experiencia que compaginaban con sus respectivos trabajos a modo de hobbie. Para ellos fue como un piloto de lo que vendría. “Fue también durante el tiempo que estuvimos con ACED cuando decidimos emprender juntos. Hacer de nuestro hobbie nuestro trabajo, o mejor dicho, de nuestro trabajo nuestro hobbie”, confiesa Aureli.

Tras tomar esta decisión, lanzaron la web en diciembre de 2012, si bien empezaron a trabajar en ella en enero de ese mismo año. “Lo que hoy en día es Worldcoo poco tiene que ver con lo que fue en 2012. Como toda start-up hemos pasado momentos difíciles y hemos ido pivotando según el mercado”, reconocen sus fundadores.

Worldcoo forma parte de BStartup, el programa de Banco Sabadell para apoyar a jóvenes empresas innovadoras y tecnológicas a desarrollar sus proyectos con las máximas garantías de éxito a través de oficinas y productos especializados en startups, inversión en equity e innovación colaborativa.

¿Qué implica definirse como empresa social?

Para nosotros definirse como empresa social significa que tenemos dos objetivos fundacionales igual de importantes: crear una empresa rentable que permita la creación de empleo y que la actividad económica generada por la acción de Worldcoo genere un impacto social positivo en nuestra sociedad.

En nuestro caso, ya nacimos como empresa social, con unos estatutos que limitan los dividendos y otras medidas, pero nos consagramos cuando recibimos la certificación cómo B Corp, la única certificación independiente para empresas sociales.

¿Cómo surge la iniciativa?

Como pasa muchas veces, la iniciativa surge de la necesidad y de un contexto de crisis. En 2011, cuando andábamos en el mundo de las ONG, nos dimos cuenta que la principal necesidad de las ONGs eran los recursos. En nuestro caso estábamos desarrollando proyectos técnicos para otras ONGs que nunca se llevarían a cabo debido a la falta de fondos y a los recortes sufridos por el tercer sector durante la crisis. Este hecho nos hizo replantar nuestra actividad, disolver ACID y fundar Worldcoo.

¿Cuál es el objetivo último del proyecto?

Actualmente Worldcoo tiene muchos proyectos abiertos simultáneamente. Quizás destacaría varios proyectos comprometidos con la ayuda a los afectados por el terremoto de Ecuador del 16 de Abril. Concretamente, empresas como Banc Sabadell, Telefónica, Netquest, PcComponentes y DreiVip, están ofreciendo a sus clientes y trabajadores la posibilidad de realizar donativos para esta causa mediante el widget solidario de Worldcoo. En total llevamos recaudados más de 60.000€ que se repartirán entre UNICEF, Plan International y la Fundación Telefónica.

¿Cómo se integra en el proceso de compra?

La integración del widget es un proceso muy sencillo. El widget consta de dos códigos que deben ser incluidos en dos páginas del comercio electrónico.

El primero va en la página anterior al pago (checkout) y hace una petición a los servidores de Worldcoo para mostrar el widget.

El segundo va en la página posterior al pago (página de confirmación de pedido) y es el responsable de enviar a Worldcoo la información relativa a la donación, en caso de que se haya producido.

Una vez integrado, el widget muestra un mensaje en la página de checkout de la web  del e-commerce que informa al usuario de la posibilidad de sumar un donativo a su compra para financiar un proyecto social.  Si el usuario quiere hacer la donación, sólo tiene que hacer un clic en el checkbox y automáticamente se sumará la donación al importe total de su compra

¿Qué acuerdo tenéis con los comercios?

Firmamos un convenio de colaboración con los comercios electrónicos en el cual se detallan las condiciones de integración y políticas de protección de datos. Siempre en aras de la privacidad de los donantes y la transparencia de las donaciones.

¿Cuántos están asociados? ¿Qué características comparten?

Actualmente Worldcoo lo conforman 20 tiendas de comercio electrónico comprometidas con distintas causas sociales. Todas ellas comparten los valores solidarios y éticos de Worldcoo y por eso disponen del sello “ecommerce con causa”. Cabe mencionar que no todos los comercios electrónicos pueden instalar el widget solidario, y que antes de cada integración se realiza un screening para ver que se cumple con un determinado código ético.

¿Qué tipo de proyectos financiáis?

Worldcoo financia las siguientes categorías de proyecto: Salud, Medio Ambiente, Educación, Atención Integral, Pobreza y Alimentación, Agua y Energía, Emergencias y Derechos Humanos.

Cada proyecto es validado meticulosamente. Tanto el proyecto como la ONG promotora del mismo deben pasar un filtro que permita asegurar la calidad y el impacto del proyecto.

¿Qué ONGS están asociadas con vosotros?

Actualmente Worldcoo tiene convenios de colaboración con más de 300 ONGs. Algunas de ellas son UNICEF, Save the Children, ACNUR, Educo, Intermon Oxfam, Plan Internacional, etc...

¿Cuál es el beneficio para Worldcoo de dicha actividad?

Worldcoo recibe por parte de las ONGs una contraprestación económica en función del importe recaudado. En caso que no se recaude nada, Worldcoo no recibe nada.

¿Y para el resto de agentes implicados? (ONGs, e-commerce...)

En el caso de las ONGs, reciben la financiación que necesitan y que les permitirá la realización de los proyectos.

Los ecommerce, al usar el widget solidario de Worldcoo aumentan la fidelización del cliente, así como la conversión de la página de chechkout al posicionarse como una empresa comprometida. En este sentido hay un informe de Be Republic donde se detalla el impacto mediante el análisis de un case study.

¿Cómo reaccionan las empresas ante vuestra propuesta? ¿Realmente existe compromiso social por su parte?

Por supuesto. Ante todo hay que tener en cuenta que las empresas de ecommerce ceden un espacio muy valioso en su website, un espacio para ellos “sagrado” y que les aterra modificar.

Además, en muchos casos, las empresas se involucran con los proyectos y realizan voluntariados corporativos con las ONGs en los proyectos financiados. Para citar un ejemplo, el equipo de Promofarma realizó un voluntariado con Theodora, visitando a niños hospitalizados.  Por todo ello, las empresas que colaboran con Worlcoo no sólo son solidarias, sino comprometidas con la causa.

¿Qué valor os ha aportado la colaboración de Bstartup10? ¿En qué puntos concretos os ha ayudado a avanzar?

Sin ninguna duda, Bstartup10 nos ha ayudado a llegar donde estamos hoy en día. Ganamos el concurso en un momento en que teníamos que hacer un pequeño cambio en el modelo de negocio y en el que teníamos que empezar a ganar tracción. Su mentoring fue clave en estos dos aspectos y nos permitió dar el salto qualitativo que Worldcoo necesitaba.

¿Con qué otros apoyos contáis para desarrollar vuestro proyecto? ¿Cómo financiasteis los inicios de Worldcoo?

Siempre hemos contado con un equipo de socios muy involucrado con el proyecto. De hecho todos los socios que han invertido en Worldcoo siempre han aportado valor, ya sea facilitando contactos, organizando reuniones o dando ideas. En Worldcoo hemos querido alejarnos de un perfil de inversor puramente económico y hemos primado las propuestas de inversión comprometidas con la empresa. Los inicios de Worldcoo se financiaron gracias a una pequeña aportación de FFF (friends, fools & family), que en nuestro caso fueron fools, que creyeron en el modelo de negocio y el equipo emprendedor. Cabe destacar que Worldcoo es el primer caso de éxito de inversión en una startup social generando un cash out a los primeros accionistas.  

¿Cuáles son vuestros objetivos para 2016? 

Queremos cerrar el 2016 con más de 150 proyectos financiados con un impacto de más de 1M de beneficiarios directos y consagrarnos así como el widget solidario de referencia en España. Asimismo, lanzaremos una nueva versión tecnológica del widget construida des de cero que nos permitirá escalar e internacionalizar la propuesta con unos costes muy contenidos.

¿Tenéis previsto lanzar algún nuevo servicio? 

Sí, estamos estudiando la posibilidad de realizar un servicio parecido al que hacemos actualmente, pero en un entorno “offline”, en el momento en que realizamos los pagos en los TPVs físicos.

¿En qué países o regiones estáis instalados? ¿Deseáis expandiros?

Actualmente estamos integrados en e-commerce españoles que venden sus productos a muchos países Europeos y de LATAM. También estamos en proceso de internacionalización en Francia, Italia y Portugal, y esperamos llegar a Alemania antes de fin de año.

¿Qué opinión tenéis de la política de emprendedores llevada a cabo por el Gobierno de España? ¿De qué modo os afecta? ¿Qué cambiaríais? ¿Existe una regulación específica para las empresas sociales?

A modo de resumen creemos que se puede hacer más. Si bien es cierto que el ecosistema emprendedor está experimentando un gran crecimiento, no creemos que sea gracias a las medidas efectuadas por el Gobierno de España. Hay algunas asignaturas pendientes que se podrían mejorar y que ayudarían mucho a los emprendedores. Por ejemplo, una cuota de autónomos variable en función de la retribución (hay que tener en cuenta que, en casi todos los casos, los emprendedores por ley deben ser autónomos y normalmente no tienen salario). Otro aspecto a mejorar son los trámites burocráticos y el coste de creación de una empresa. Se podría simplificar y abaratar muchísimo, como ya hacen otros países.

Respecto a la regulación específica para empresas sociales, en España no existe tal regulación. Aunque es cierto que sería una iniciativa muy interesante, actualmente sólo unos pocos países como UK y Holanda disponen de legislación específica.

MÁS INFORMACIÓN

Sígueles en Facebook

Sígueles en Twitter

¡Deja tu comentario!
Esta es la opinión de los internautas, reservado el derecho a eliminar comentarios injuriantes o contrarios a las leyes españolas.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

2009. Charaxes Jasius S.L. Todos los derechos reservados