• Directorio de empresas
Innovadores|Jaime Iglesias y Lola Garralda. Pentagrom
“La música es el hábitat natural de Pentagrom”
  • Pentagrom posibilita que cualquier persona pueda ponerse a tocar por sí mismo una partitura a primera vista.
10/12/2014 |  

Pentagrom, fundada por Jaime Iglesias Álvaro-García y Lola Garralda Monereo, es una herramienta que permite al usuario aprender solfeo por asociación, no repetición. Esto posibilita que cualquier persona pueda ponerse a tocar por sí mismo una partitura a primera vista.

Todo comenzó cuando Jaime, hace 4 años, patentó Pentagrom y estuvo mucho tiempo intentando conseguir financiación para fabricar un controlador hardware, es decir, muchísimo dinero. Lola se unió al proyecto el año pasado, cuando convenció a Jaime para participar en el Venture Lab, la aceleradora de startups del IE.

¿Qué aporta ser emprendedor a la vida personal?

En primer lugar, que dejas de distinguir entre “vida personal” y vida “profesional”. Desaparecen los horarios, y pronto empiezas a no entender por qué es raro levantarse pronto un domingo para trabajar, o tomarse libre un miércoles cualquiera. Mi sensación es que el día ya no está dividido en dos grandes bloques (cuando estoy en el curro y cuando no estoy en el curro), sino más bien en… burbujas. A ver si me sé explicar. Como nadie me vigila, mi jornada laboral es líquida: se expandirá hasta ocupar todo el espacio disponible, pero sin imponer, y de forma completamente flexible. De esa forma, las actividades de ocio son como burbujas que introduzco en el líquido. Por salud mental y social, si hago algo que identifico como burbuja, no dejo que entre el líquido del trabajo. Pero en cuanto la burbuja acaba, el trabajo vuelve a ser omnipresente. Y lo mejor es que lejos de amargarte, trabajar te parece un planazo.

¿Alguna vez pensasteis en abandonar?

Yo llevo relativamente poco tiempo aquí, y nos ha ido muy bien, la verdad. Pero para Jaime el Venture Lab este era el último cartucho. Llevaba 4 años pagando tasas carísimas de una patente que no conseguía explotar, reuniéndose con inversores que se echaban atrás en el último momento, empresas que le decían que ahora no, un panorama económico nada optimista…y todo esto siendo un músico sin ningún conocimiento de emprendimiento ni cómo funcionan las cosas. Estaba quemadísimo.

¿En qué consiste Pentagrom?

La respuesta correcta sería que Pentagrom es un interfaz que ordena las notas musicales en una matriz de 3x7 que se coloca encima del pentagrama, de forma que coincide con dónde se escriben en una partitura. La respuesta simple es: Pentagrom es todo lo que necesitas para aprender a leer música mil veces más rápido, fácil y mejor que si no lo utilizases. Ahora mismo, lo puedes utilizar de dos maneras. Por un lado, como instrumento en sí mismo, con nuestra app Pentagrom Just Play, convirtiendo tu smartphone en un instrumento con forma de pentagrama, de manera que cualquiera puede ponerse a tocar las notas de cualquier partitura sin tener ni idea. Esto es especialmente interesante para cantantes, por ejemplo, que no quieran aprender a tocar un instrumento pero que utilicen partituras. Por otro lado, próximamente lanzaremos Pentagrom Plug it, un software para ordenador que sirve para poder enchufar cualquier instrumento, incluida la voz, via cable MIDI, y ver las notas que vas tocando aparecer sobre el pentagrama, en el sitio donde se escribirían. Parece simple y lo es, por eso es increíble que no haya nada igual en el mercado. Esto es una pasada, porque añades la visualización a la hora de aprender, es decir, aprendes al asociar lo que ves con dónde lo tocas con lo que oyes. ¡Y sin hacer nada especial! Sólo mirando la pantalla mientras tocas tu cerebro está aprendiendo como mejor sabe: por asociación.

¿Cómo surge la idea?

Jaime tuvo la suerte y el privilegio de ir a estudiar a Berklee College of Music (Boston), considerado el Harvard de la música. Él se puso a estudiar como un loco todo lo que podía todo el día todos los días, entusiasmado. Pero no tardó en darse cuenta de que había una diferencia entre él y sus compañeros más geniales: ellos podían coger al dictado una sinfonía y no fallar una nota, y Jaime no. Ellos habían hecho la conexión en su cabeza entre el instrumento, el oído y la música escrita, y Jaime no. “Algunos tienen el don, y otros no”, le llegó a decir uno de ellos. La música era lo que Jaime más adoraba en el mundo, y con mucho esfuerzo había logrado ir a estudiarla a la mejor universidad del planeta, y todo para que le dijesen que no tenía nada que hacer, que no valía. Jaime se pasó meses hundido en la inseguridad, la rabia y la tristeza. Pero su amor por la música era mayor que sus inseguridades, así que decidió no creérselo: tiene que haber otra forma de poder hacer esa conexión aunque no la hayas hecho desde pequeño. La clave estaba en que la música escrita dejase de ser abstracta, que se pudiese visualizar. Algo así como conseguir que un pentagrama fuese un instrumento que pudieses ver y tocar en tu mente. Ese fue el germen. Años más tarde se materializó en Pentagrom, que es exactamente eso: el nexo de unión entre el oído, el instrumento (tacto), y la partitura (vista).

Así que en resumen podemos decir que la idea surgió de la tenacidad de resolver una limitación. Más rápido y mejor.


"La clave estaba en que la música escrita dejase de ser abstracta, que se pudiese visualizar"


¿Cuáles son vuestros valores y vuestros objetivos como empresa?

Pentagrom nació por el amor por la música, y sobre todo por luchar por ello. Pentagrom nació de la rebeldía de no conformarse con lo que hay sólo porque así es como se ha hecho siempre.

El objetivo es que si alguien quiere tener la música, que solo tenga que alargar el brazo. Así de accesible. Ahora mismo la música es casi de élites; nosotros queremos democratizarla.

¿Por qué decidisteis que era necesario cubrir esta necesidad?

Jaime no se rindió y nunca dejó la música, pero yo sí lo dejé en su día, igual que millones de personas que empiezan y lo dejan. Adoro la música pero son demasiadas horas de frustración para avanzar tan poco a poco. ¿A cuánta gente le pasa lo mismo? ¿Quién no querría saber tocar música sin darle importancia? Igual que no hace falta ser cantante para cantar a pleno pulmón en la ducha y pasártelo bien sin pretensiones, la idea es que sea igual de trivial que cualquiera pueda tocarle una balada a su novio o novia en el instrumento que quiera. ¿Por qué no, si va a ser tan fácil? Y si luego quieres ser Pavarotti, pues adelante. Pero que los gorgoritos de la ducha no nos los quite nadie. Si hay un problema que debe ser resuelto en música es cómo hacer para que aprender solfeo no sea un suplicio.

¿El solfeo suele ser lo que más cuesta aprender?

Sin duda alguna. La gente tira la toalla porque es difícil, no porque la música le haya dejado de gustar. Y esto es injusto. Hasta ahora se ha estado enseñando a través de repetición y más repetición, y esto es eterno, frustrante y totalmente ineficaz. Pentagrom es mil veces más rápido y fácil, porque usa asociación y visualización.

¿Quién puede utilizar Pentagrom?

Cualquiera al que le guste la música: cantantes, instrumentistas, compositores, profesores, estudiantes… De cualquier edad y nivel.

¿Qué aceptación estáis teniendo en el mercado?

Hay una anécdota que nos pasó antes de verano que resume bastante bien la reacción que nos solemos encontrar. Estábamos en una clase de lenguaje musical con niños y niñas de 8 años, y llevábamos toda la tarde jugando con la app Just Play, incorporándola a los ejercicios que hacen normalmente con su profesora. Al final de la clase, estábamos hablando con uno de los niños que nos estaba diciendo que le gustaba mucho. Y le preguntamos “¿entonces lo vas a usar para hacer los deberes?” Y nos miró alarmado “¡Pero si no me van a dejar!”. Nos quedamos perplejos “¿Pero por qué no?”. Y nos susurró “¡Pues porque es demasiado fácil!”. Hay una idea muy arraigada de que la música tiene que ser forzosamente una disciplina inalcanzable si no es con sangre y lágrimas. Los alumnos así lo esperan, y los profesores así lo exigen. Cuando les llegas con una herramienta que bypassea toda esa frustración, o te abrazan, o creen que les estás engañando o, peor aún, se sienten amenazados. ¡Y eso es buena señal! Dicen que cuando pretendes construir algo que vaya a romper el status quo, prepárate para ver a quién molestas. Porque si no estás molestando a nadie, es que no estás rompiendo el status quo.


Pretendemos que tanto los que hacen el video como los que lo ven se den cuenta de que aprenden más y mejor si pueden 'ver' lo que están oyendo.


¿Qué ha supuesto para Pentagrom haber sido seleccionados en Area 31?

Como ya pasamos por su aceleradora, entrar en la incubadora es como volver a casa. El equipo que lo lleva todo son unos cracks que saben lo que hacen y que se dejan los cuernos por ayudarnos y organizar todo tipo de eventos y actividades para que aprendamos y conozcamos a gente interesante. Estar en Área 31 significa estar en contacto directo con la comunidad startup, los eventos, las ideas… Evita que te encierres en tu burbuja.

¿Dónde reside vuestro modelo de negocio? ¿Cómo queréis rentabilizar la compañía?

La app cuesta 0,99€, pero no es nuestra principal fuente de ingresos en absoluto. Somos conscientes de que nuestro reto es que el mercado se familiarice con el interfaz, y por eso regalaremos el software de Pentagrom Plug it. Queremos que esta primera versión sea utilizada por quién la quiera y que la hagan suya, que la incorporen a lo que ya están haciendo como una herramienta más: para dar clase offline u online, para grabar videos, para estudiar… En una segunda fase, con suficiente base de usuarios y con todo lo que aprendamos de ellos, la idea es desarrollar un juego al estilo de Guitar Hero, solo que en vez de usando una guitarra de mentira se pueda usar un instrumento de verdad. Solo que si Guitar Hero era jugar a ser músico, Pentagrom será ser músico jugando.

Esa es la idea, aunque como dijo el gran Mike Tyson “Todo el mundo se cree que tiene un plan hasta que te dan un puñetazo en la cara”. Y emprender es un poco eso: tener un plan, puñetazo, tener otro plan, puñetazo doble, otro plan, puñetazo más suave (¡Parece que vamos por buen camino!), otro plan…

En cualquier caso, al tener una patente siempre estamos abiertos a vender licencias, así que si alguien que esté leyendo esto está interesado que no dude en llamarnos.

 ¿Qué acciones lleváis a cabo para daros a conocer?

Con Pentagrom Plug it  aprovecharemos esa gran academia que es Youtube. Estamos preparando videos propios explicando música con Pentagrom, pero también animamos a cualquiera a que lo añada a sus videos de canto o de versiones, o de lo que quieran. También estamos cogiendo videos que ya existían y simplemente estamos añadiendo Pentagrom a una esquina del video, para ver las notas que van sonando. Pretendemos que tanto los que hacen el video como los que lo ven se den cuenta de que aprenden más y mejor si pueden “ver” lo que están oyendo.

¿Habéis recibido algún tipo de ayuda de inversores privados o públicos?

El Ministerio de Cultura nos otorgó una subvención de algo menos de 20.000€ al principio, y aparte de eso todo ha venido por friends, family and fools.

¿Consideráis que se deben hacer políticas que contribuyan más al emprendimiento en nuestro país?

¿Sabes cuánto se tarda en constituir una empresa de responsabilidad limitada en UK? 24h. Y cuesta 15 libras.


"Estar en Área 31 significa estar en contacto directo con la comunidad startup, los eventos, las ideas… Evita que te encierres en tu burbuja"


¿Qué expectativas tenéis para Pentagrom de cara al futuro?

Realmente creemos que Pentagrom puede suponer un antes y un después a la hora de que la gente aprenda música. Creemos que nuestros hijos escucharán que aprendíamos música sin Pentagrom y no darán crédito, como si les dijesen que se resolvían fórmulas matemáticas sin calculadora.

¿Tenéis pensado llevar a cabo alguna estrategia de expansión hacia otras áreas de la música?

Pentagrom se puede adoptar a muchas formas: puede ser un juguete tipo grabar canciones de niños y que se enciendan las luces en su sitio y que un bebé crezca sabiendo música antes que hablar. O en forma de alfombrilla, para que la pise y suene, como ya existe con forma de piano. También puede ser un teclado físico, un hardware, que sirva como instrumento propiamente dicho con sensibilidad en las teclas. Ese teclado se podrá utilizar para componer y editar música de la forma más precisa posible (lo cual no se puede con cualquier otro instrumento). Puede ser más educativo, más lúdico, más infantil, o totalmente profesional. Allá donde haya música, puede estar Pentagrom. La música es el hábitat natural de Pentagrom.

MÁS INFORMACIÓN

Sígueles en Facebook

Sígueles en Twitter

Si te ha interesado esta información, te recomendamos ...

Tags Relacionados
Pincha en uno de los tags para ver más noticias relacionadas
  • Norberto
    2016-01-13 18:34:55
    Excelente programa. Felicitaciones y sigan desarrollando cosas así en beneficio de la música y los músicos. Saludos desde Argentina.
¡Deja tu comentario!
Esta es la opinión de los internautas, reservado el derecho a eliminar comentarios injuriantes o contrarios a las leyes españolas.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

2009. Charaxes Jasius S.L. Todos los derechos reservados