TAPP Water cierra ronda de financiación de 1,8 millones de euros

TAPP Water, la startup barcelonesa que está revolucionando los sistemas de filtrado de agua en el hogar, ha cerroado una ronda de financiación de 1,8 millones de euros para desarrollar nuevos nuevos productos de filtrado del agua. Entre los inversores privados detrás de esta inyección de capital se encuentran Bluewater, líder mundial en soluciones y tecnología innovadora para el agua potable, y Yabeo, fondo de inversión alemán centrado en los sectores AdTech, FinTech y HealthTech. Esta nueva ronda llega tras haber cerrado 2018 con una financiación de casi 2 millones de euros de inversores privados, así como del mayor programa de investigación e innovación de la Unión Europea, Horizonte 2020.

Este crecimiento no sólo ayudará a impulsar a la compañía financieramente. El objetivo de TAPP Water es destinar este nuevo capital a seguir desarrollando sus productos de filtrado en 2020 para ofrecer un agua más limpia, medioambientalmente más sostenible y con mejor sabor, de manera asequible y directamente del grifo. Con ello TAPP Water, que este año ha superado los 16.000 usuarios, busca también ampliar su base de usuarios y evitar el uso y desbaratamiento de cerca de 10.000 millones de botellas de plástico antes del año 2025. Hasta ahora la compañía ha vendido más de 60.000 productos en 65 países diferentes.

"Estamos muy contentos con el continuo respaldo y apoyo a nuestra misión de crear productos sostenibles y asequibles que eliminen la necesidad de consumir agua embotellada. TAPP no solo es una excelente solución para reducir la utilización de plásticos de un solo uso, capacitar a las personas para cambiar sus hábitos de consumo y crear conciencia sobre el impacto que nuestras decisiones cotidianas tienen sobre el planeta. También es una gran oportunidad de negocio", ha señaladoRocío Alcocer, Directora General de TAPP Water.

El filtro TAPP 2, el primero del mercado con cartuchos biodegradables, está disponible en España y otros países de la Unión Europea como Alemania, Italia o Reino Unido, así como en Estados Unidos y Canadá.

TAPP Water fue fundada en el año 2015 de la mano de 4 socios, todos ellos con un objetivo común: reducir la contaminación plástica y la huella de CO2, entre todos y con un simple gesto: beber agua del grifo. TAPP 1, el primer producto de la compañía, se lanzó al mercado en junio de 2016, y ya se han vendido más de 20.000 unidades, especialmente en regiones como la Mediterránea, donde existen mayores concentraciones de cal y cloro en el agua.

La startup barcelonesa de sistemas de filtrado de agua TAPP Water ha recibido una inversión de 2 millones de euros proveniente de fondos públicos y privados. Los inversores detrás de la nueva financiación son Bluewater, líder mundial en soluciones y tecnología innovadora para el agua potable, Yabeo, fondo de inversión alemán centrado en los sectores AdTech, FinTech y HealthTech, inversores privados, así como el mayor programa de investigación e innovación de la Unión Europea, Horizonte 2020, a través de un SME Instrument, fase 2.

La inyección de capital permitirá a TAPP Water continuar con el desarrollo de productos de filtrado para ofrecer un agua más limpia, medioambientalmente más sostenible y con mejor sabor, de manera asequible y directamente del grifo. El fin social y compometido de la compañía pasa por evitar el uso y desbaratamiento de cerca de 10.000 millones de botellas de plástico para el año 2023, mediante la venta de 1,2 millones de filtros.

INVERSIÓN

La ayuda pública del Programa Horizonte 2020, fijada en 1,2 millones de euros, irá destinada al desarrollo de los productos de filtrado para el agua del grifo de TAPP Water, así como a la optimización de sus sensores. "Es un plan de trabajo que se extiende durante 24 meses y donde se abordan aspectos técnicos y comerciales", añade Rocío Alcocer, Directora General de TAPP Water. Conectados al dispositivo móvil mediante Bluetooth, los sensores inteligentes mejorados de los nuevos productos de TAPP Water permitirán conocer a tiempo real datos sobre la calidad del agua filtrada del grifo, como su pH, temperatura, residuo sólido y concentración de plomo, entre otros.

La comercialización del nuevo producto seguirá los actuales canales de distribución (Amazon y la web oficial de la compañía), aunque se estudiará la posibilidad de ampliar la venta a grandes cadenas de distribución. De esta forma, la empresa pretende amplia su presencia en Europa y América del Norte, donde ya ha comenzado a operar. 

Por su parte, la inversión privada de 700.000€ procedente de Bluewater, Yabeo e inversores privados, servirá de apoyo en la reciente internacionalización de la compañía en Norteamérica, la búsqueda de nuevas vías de distribución para TAPP 2, el primer filtro del mercado con cartuchos biodegradables, la mejora de la APP y el software de los filtros, así como la contratación de nuevo personal. Las nuevas incorporaciones ocuparán puestos de ingenieros, jefes de producto, responsables de suministro, y personal de desarrollo de negocio y estrategia digital en su sede en Barcelona.

DESARROLLO

"Basado en las estadísticas del mercado de agua potable y embotellada y una mayor conciencia social, prevemos que en 2023 habremos vendido alrededor de 1,2 millones de filtros, lo que se traduce en más 59 millones de euros de facturación en cinco años", afirma Magnus Jern, socio fundador de TAPP Water. Este crecimiento no sólo ayudará a impulsar a la compañía financieramente, sino que podría suponer la creación de hasta 250 nuevos puestos de trabajo dentro de la empresa.

TAPP Water, la startup barcelonesa que está revolucionando los sistemas de filtrado de agua en el hogar, ha cerrado su primera ronda de financiación por valor de 300.000 euros. La aportación ha sido realizada por inversores internacionales independientes de Reino Unido, Canadá, Dinamarca y España, a cambio de una participación minoritaria en la compañía. La intención de TAPP Water es continuar su internacionalización en Europa y ha iniciado ya su expansión por Italia, Alemania y Reino Unido, importantes mercados que movieron más de 25.000 millones de botellas de plástico en el año 2016, según cifras de la consultora GlobalData.

TAPP Water fue fundada en el año 2016 de la mano de cinco socios: Magnus Jern, Alexander Schwarz, Jeff Cardarelli, Toni Tort y Rocío Alcocer. Todos ellos tienen el objetivo común de reducir la contaminación plástica y la huella de CO2 con el simple gesto de beber agua del grifo. Y es que de acuerdo a las estimaciones del Laboratorio de Atlantic City, producir un litro de agua embotellada consume hasta 2.000 veces más energía que un litro de agua del grifo.

TAPP 1, el primer producto de la compañía, se lanzó al mercado en junio de 2016 y ya se han vendido más de 2.700 unidades, evitando así la producción y desbaratamiento de más de 560.000 botellas de plástico. Su objetivo para 2017 es alcanzar los 15.000 usuarios activos y evitar el desbaratamiento del equivalente a 50 campos de fútbol repletos de botellas de plástico de 1,5 litros.

CRECIMIENTO

Fruto del éxito de esta iniciativa sostenible y de la reciente inyección de capital, TAPP Water tiene previsto integrar a cerca de 10 profesionales en su plantilla antes de final de año. Las nuevas incorporaciones ocuparán puestos de ingenieros, jefes de producto, expertos en marketing online, desarrolladores, responsables de suministro, diseñadores y personal de ventas en su sede en Barcelona. Asimismo, el capital levantado con esta reciente ronda de financiación irá destinado al estudio y desarrollo de nuevos productos de filtrado asequibles y más sostenibles, conectados y con la máxima calidad.

"Estamos muy contentos con la entusiasta acogida que están tendiendo nuestros productos. Esto demuestra que la sociedad española está cada vez más concienciada y comprometida con la preservación del medio ambiente, y que la búsqueda de alternativas más ecológicas, sencillas para el usuario y de bajo impacto medioambiental es un tema a la orden del día", comenta Magnus Jern, socio fundador de TAPP Water.

"Creamos TAPP Water bajo esta premisa y queremos llevarla a su máximo exponente. La ronda de financiación que acabamos de cerrar nos está permitiendo abrir mercado en Italia, Alemania y Reino Unido, pero no queremos quedarnos ahí. La contaminación plástica y la falta de acceso a un agua de buen sabor y asequible es un problema que nos afecta a todos y desde TAPP Water queremos aportar nuestro granito de arena: para 2020 nuestra meta es lograr una reducción de hasta mil millones de botellas de plástico a través de la mejora del agua del grifo. Y para ello tenemos que seguir innovando en productos que den respuesta a las distintas necesidades de nuestros clientes", concluyó su fundador.

Victoria Venture Capital ha apostado por la tecnología de la empresa catalana Hydrokemós (HYK) con una inversión de 500.000 euros que se desembolsarán en diversas fases. Además, dicha inversión podría aumentar con otros 500.000 euros de financiación pública. Los fondos servirán para iniciar la comercialización, industrialización e internacionalización de la tecnología de electrodesnitrificación inventada por Hydrokemós, que permite descontaminar de nitratos las aguas subterráneas, de forma sostenible y sin generar residuos.

Hydrokemós es un spin-off de IQS, fundada el año 2008 por el Prof. Dr. José-Alfonso Canicio y dirigida por la Ing. Ruth Canicio, con sede en Torelló (Barcelona), y que cuenta tecnología disruptiva validada por el programa SME Instrument H2020 de la Unión Europea, que ha subvencionado el 70% de una inversión de 1,3 millones de euros. El apoyo financiero recibido, hasta la actualidad, está permitiendo diseñar, construir, instalar y poner en marcha diferentes módulos de electrodesnitrificación en diferentes mercados del agua.

Los módulos que diseña la empresa permiten potabilizar aguas subterráneas de una población de 700 habitantes, así como de una empresa agroalimentaria. A día de hoy, esta tecnología está remediando aguas de una industria metalúrgica y eliminarán, en un futuro próximo, los residuos sobrantes de las desalinizadoras de agua.

El compromiso obtenido por parte de Victoria Venture Capital permitirá a HYK, liderada por su CEO, la Ing. Ruth Canicio, seguir su proceso de comercialización e iniciar su expansión nacional e internacional. Asemás, la entrada de Victoria como inversor y socio estratégico también aportará a Hydrokemós conocimientos, experiencia y contactos empresariales para favorecer la incorporación de esta nueva tecnología en los diferentes mercados del agua.