• Directorio de empresas
Tecnológicos|Marta Nicolás y Patricia Ratia. Samyroad
"Buscábamos responder a una necesidad de usuario y de marca"
  • "Los tres dimitieron de sus puestos de trabajo en menos de 24 horas y tras unos meses de trabajo, en mayo de 2013 lanzaron la plataforma"
02/08/2014 |  

Juan Sánchez-Herrera, Marta Nicolás y Patricia Ratia son los fundadores de Samyroad, un agregador de contenidos que responde a las necesidades básicas de un usuario que busca contenidos de calidad basados en siete temáticas y los enlaza con las necesidades de posicionamiento que necesitan marcas de referencia a la hora de dirigirse a sus clientes.

En Samyroad puedes encontrar, organizar y compartir el contenido de calidad que anda desperdigado por Internet y que muchas veces se pierde. Una empresa que lucha para que sea más fácil para el creador llegar a su público sin olvidar la tarea de que entre todos podemos cambiar el mundo. Pero para llegar a esta gran idea, primero tenía que juntarse el talento de estos tres jóvenes emprendedores…

Marta estudió E4 entre Madrid y Boston, y ha vivido por todo el mundo: Madrid, Uruguay, Nueva York, Londres... Antes de lanzarse a la aventura de emprender, trabajó en marketing en L’Oreal durante cuatro años como product manager.

Patricia estudió ADE en Comillas, trabajó tres años en Deloitte y se unió a Samyroad como CFO de la compañía. Actualmente se encuentra imbuida en una nueva ronda de financiación para ‘Samy’.

Juan estudió E2 con Patricia y fue el nexo ideal para complementar el tridente perfecto siendo su perfil el más estratégico, después de haber desarrollado su carrera profesional en estrategia de marca dentro de Procter y L’Oreal donde también coincidió con Marta.

Cuando decidieron dar el paso de montar Samyroad, los tres dimitieron de sus puestos de trabajo en menos de 24 horas y tras unos meses de trabajo, en mayo de 2013 lanzaron la plataforma.

¿De quién fue la idea original?

La idea original viene de Juan pero hasta convertirse en lo que es hoy tiene aportaciones de todo el equipo.

¿Qué necesidades visteis en el mercado para crear esta plataforma online?

Encontrábamos un problema como usuarios: hay muchísimo contenido en internet, pero ese contenido al estar desperdigado, se pierde. Si tu pasión es la moda, tendría que haber un sitio en internet donde poder ir picoteando de lo que te gusta y mantenerte al día de tu pasión.

Respecto a las marcas, yo desde mi trabajo anterior veía como un anunciante o una multinacional tenía unos presupuestos gigantescos de marketing para invertir y en online es muy difícil hacerlo… Al final terminas poniendo un banner, haciendo un concursito online, un no sé qué… Pero no había un sitio donde dijeras, ‘tengo aquí a las personas que saben de este temas, a los trendsetters vinculados a esta categoría; por lo que me voy a dirigir a ellos y voy hacer que hablen por mí. Con esa doble intención nació Samy, para responder a una necesidad de usuario y a una necesidad de marca.

¿Una palabra que defina Samyroad?

SamyRoad es ÚNICO. Es un proyecto que ilusiona mucho. La gente que descubre Samy suele alabar su diseño, es muy distinto, muy chulo. Y eso se nota en que la permanencia media del usuario es tres veces superior a otras web como Pinterest.

¿Del origen de Samy a día de hoy, cuánto ha cambiado vuestra idea?

Mucho, más que cambiar evolucionar. Teníamos claro que queríamos que fuese un producto global, que tuviese vías de monetización desde el principio. En EE.UU haces un producto muy bonito, te encargas de captar usuarios y luego ves como le sacas la pasta.

Nosotros teníamos claro que tenía que ser muy apetecible pero debía generar un beneficio. Ya no sólo por nosotros, sino también por nuestros usuarios. Una parte del dinero que generamos con Samyroad va a nuestros usuarios.
 


"Cada día tienes diez alegrías y diez o más disgustos, pero tienes que quedarte con  lo bueno y aprender de lo que no ha salido como esperabas"



Tenéis sede tanto en Madrid como en Nueva York, ¿a qué se debe? ¿Estáis pensando en expandiros?

El proyecto que lanzamos va a cumplir un año en Mayo, empezamos en España pero siempre con vistas a hacerlo internacional. La idea es que el equipo que tenemos aquí siga creciendo, creando campañas y consiguiendo usuarios,  y replicar ese mismo modelo en Nueva York.

Queremos que Samy sea global porque tenemos muchas visitas de Latinoamérica, Reino Unido, Norte de Europa… Nuestra idea es ir montando pequeños equipos en las ciudades que veamos que tienen más tirón.

¿Necesitáis capital privado para llevar a cabo la idea?

Sí, arrancamos con una ronda de inversión que cerramos simplemente con la idea en nuestras cabezas y un “powerpoint”. Confiaron en nosotros inversores privados españoles y ahora estamos con la segunda ronda entre Europa y EE.UU.

¿Cuánto capital tenéis previsto levantar para internacionalizar la empresa?

La primera ronda fueron medio millón de euros y ahora estamos en negociación una segunda ronda. Hasta ahí podemos decir...

Sabemos que tenéis inversores de referencia en vuestro proyecto, ¿podríais decirnos cuáles son y porque decidieron entrar en Samy?

Son inversores privados. Desde el inicio hemos querido rodearnos de gente que nos pueda aportar a nivel negocio, y que tome el proyecto como suyo. Además hemos tenido inversión de ENISA, y Caixa Capital Risc, que siempre es una buena garantía.

¿Qué es lo que diferencia a Samyroad de cualquier otra plataforma de contenidos habitual?

En primer lugar, la calidad del contenido. Todo el contenido en Samy está validado, no porque lo filtremos nosotros si no porque elegimos a los usuarios creadores de ese contenido. Cualquiera que se descargue la aplicación de SamyRoad puede navegar, enredar pero hasta que nosotros no le damos luz verde su contenido no es visible.

Además, tenemos un algoritmo muy potente por detrás que va aprendiendo tu comportamiento dentro de la plataforma, de tal manera que si estas metiéndote a la vez que una amiga en SamyRoad el contenido que te sale a ti y a ella va a ser distinto. Próximamente vamos a lanzar una funcionalidad que permita personalizarlo aún más. Pretendemos  hacer de Samy una especie de revista online donde veas sólo lo que te apetece y de la gente que quieras.

¿Cómo lográis que prescriptores de gran influencia en diferentes sectores se unan a Samyroad?

Nadie ha nacido sabiendo y yo tampoco sabía quiénes eran los influyentes de cada categoría, pero es estar en el lugar adecuado y en el momento adecuado. Por suerte estamos en Madrid donde hay una vida cultural muy rica.

Nuestros Embajadores confían en Samy porque es un proyecto que les ilusiona, la filosofía de ser Samy, de seguir tu pasión, es algo que nos habla mucho a la gente de nuestra generación. Además, les ayuda a llegar a unas audiencias que de otra manera no llegarían. Lo ven como un canal donde darse a conocer.

Animáis a los usuarios a generar contenidos de calidad, ¿es complicado si no eres un trendsetter aparecer en la portada de Samy?

¡Que va! Hay trendsetters super reconocidos, pero menos activos que actualizan su contenido más de vez en cuando y hay otra gente que sube contenido muy chulo y como se lo curra, sí que aparece. La clave está en que tu contenido sea bueno y que seas constante. Así la comunidad te ve, empieza a seguirte, y a conocerte.
 


 "La gente de 20 a 35 años emplea su tiempo de ocio y dinero en al menos tres de las siete categorías de Samy"



Arte, música, moda, aventura, solidaridad, viajes… ¿por qué estos siete pilares?¿Tenéis pensado ampliarlos?

A parte de porque también es lo que nos gusta a nosotros, hicimos un estudio y vimos que la gente de 20 a 35 años emplea su tiempo de ocio y dinero en al menos tres de estas siete categorías. El tema de Start-ups, metido ahí entre la Moda o el Arte, suele sorprender pero el caso es que la persona que monta un negocio, ese negocio es su vida y su pasión, y emplea el mismo tiempo leyendo infografías o entrevistas con inversores como una blogera  que está obsesionada con los zapatos.

¿Cuál es el objetivo final del concurso de emprendedores que habéis lanzado en Samy?

Veíamos que hay muchos estudiantes y gente con ideas muy buenas, pero que les falta algo para empezarlas. Queremos dar voz a esas ideas, ser un poco un termómetro para saber que está pasando. Hay un premio económico aunque es simbólico, el objetivo verdadero es dar a conocer ideas, poner a la gente a pensar.

¿Cómo y cuándo nace la idea de colaborar con proyectos solidarios?

Desde el principio. En el manifiesto que resume lo que somos, decimos que no sea una utopía lo de que se puede cambiar el mundo. La gente, los influencers tienen mucha fuerza, y nosotros queremos la influencia social de los embajadores. Es gente que tiene followers, que hacen  las cosas bien, en la que otros confían, y que pueden ser un “altavoz” de los problemas del mundo.

Habéis lanzado ya una aplicación para móviles, ¿está cumplido las expectativas?

Si, salió en diciembre, por ahora únicamente para Iphone, aunque queremos sacarla para Android pronto. Tiene funcionalidades que en la web no están, va enfocada mucho más a consumir contenido que a crearlo. Queremos que se use para encontrar contenido “samystico” cerca de ti: lugares que tienes alrededor, gente, sitios, cosas…

¿Cómo se genera el dinero real a través de Samyroad?

Gracias a campañas con marcas, comisiones de venta del marketplace y el ticketing. Y lo interesante es que el usuario final también gana dinero, por cosas tan básicas como recomendar un producto a un amigo o por crear contenido bueno.

¿Cuáles son las mayores dificultades en vuestro trabajo?

Cada día tienes diez alegrías y diez o más disgustos, pero tienes que quedarte con  lo bueno y aprender de lo que no ha salido como esperabas. Con los éxitos no puedes dormirte, ni con lo que sale mal hundirte. Tienes que tener siempre la vista puesta en lo siguiente e ir para adelante.

¿Hacia donde queréis proyectar la empresa, dónde os gustaría llegar?

Queremos que sea global y que SamyRoad se asocie con el mejor contenido sobre tus pasiones. Que a la hora de hacer un regalo o de descubrir nueva música o de conocer los mejores locales de una ciudad, nuestro site sea tu punto de referencia.

¿Sois optimistas con el medio-largo plazo?

Claro, más que nunca. En los negocios de internet tienes que tener objetivos (de facturación, de captación, de usuarios...) a corto plazo, semanales, pero también mensuales. Tenemos el ojo puesto en el día a día, en el mes y de cara al próximo año. A veces hay que desviarse del plan, priorizar ciertas cosas dependiendo de cómo van funcionando, porque dependes puramente de tus usuarios, pero siempre con un plan y un objetivo.

¿Animáis a que los jóvenes a que se hagan emprendedores?

Sí, pero sabiendo que el peor jefe, y el más exigente, eres tú. Yo por ejemplo no hay una noche que duerma del tirón. Aunque no tengamos experiencia aún para ir dando consejos a nadie, lo que siempre decimos es que viene bien estar en una multinacional antes, que te curta, te enseñe a dar lo máximo de ti, y te forme para luego poder despegar y defenderte solo.

MÁS INFORMACIÓN

Síguelos en Facebook 

Síguelos en Twitter

Si te ha interesado esta información, te recomendamos ...

Tags Relacionados
Pincha en uno de los tags para ver más noticias relacionadas
¡Deja tu comentario!
Esta es la opinión de los internautas, reservado el derecho a eliminar comentarios injuriantes o contrarios a las leyes españolas.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

2009. Charaxes Jasius S.L. Todos los derechos reservados