• Directorio de empresas
Tecnológicos|Entrevista fundadores Snackson
"Con Snackson, las empresas pueden llegar a donde están sus empleados de forma muy efectiva y sencilla"
  • Snackson está en continua evolución. Su deseo es crear nuevas dinámicas de interacción, más gamificación, versiones para SmartTV, marketplace…
  • Gracias a esta plataforma los empleados pueden formarse más fácilmente, de una forma más sencilla y atractiva.
21/06/2016 |  Indra Kishinchand

Snackson es una solución para que los usuarios se puedan formar con solo 5 minutos al día, de una forma amena, desde el móvil y con dinámicas de gamificación. La empresa que contrata Snackson es totalmente autónoma en la creación de contenidos, gestión de cursos y puede realizar un seguimiento total de las diferentes accioens formativas.

Sus fundadores son Miguel Ángel Muras y Jordi Pizarro. “Tanto Jordi como yo llevamos años trabajando en el desarrollo de soluciones corporativas. Jordi es fundador de Design Training y yo he sido socio fundador de 4W y Factorsim, todas ellas dedicadas a proporcionar servicios de formación y desarrollo digital a empresas”, explica Miguel Ángel.

Los socios se conocen desde hace años, por lo que emprender juntos fue algo natural. “Llevábamos tiempo hablando de crear una solución autónoma, fácil de utilizar y que permitiera tanto a empresas como a usuarios hacer un mejor uso de sus dispositivos móviles. En Enero de 2015, después de un proceso de maduración, creamos la sociedad que está detrás de Snackson”, confiesan.

El proyecto ha contado con el apoyo de Enisa, la institución pública que apoya y financia proyectos empresariales viables e innovadores. 

¿Cómo surgió la idea?

La idea surgió tomando unas cervezas mientras comentábamos los diferentes proyectos en los que estábamos trabajando en ese momento. Nos pusimos a dibujar en un papel un modelo de interacción que funciona sobre objetos pequeños de información (microlearning) a través del móvil. En un principio no le dimos importancia y lo dejamos guardado en un cajón, pero quedó como idea de fondo y, al cabo de unas semanas, volvimos a sentarnos y nos dimos cuenta que habíamos diseñado un nuevo modelo de formación.

¿Cómo funciona?

El cliente crea microcontenidos (contenido pequeño, muy claro y fácil de asimilar), combinando imágenes, vídeos y preguntas. Este contenido lo organiza en cursos que duran de promedio 2-3 semanas e inscribe a los usuarios. Estos reciben en su móvil cada día un número de contenidos, de manera que conseguimos que dediquen solo cinco minutos de su tiempo, pero muy concentrado. En nuestro modelo dos semanas de formación equivalen a una hora de formación real.

¿Qué es el microlearning y cómo lo aplicáis?

El microlearning es una pieza de contenido, normalmente autónoma, modular, fácil de producir y de actualizar. Una combinación de microcontenidos define un microcurso de formación.

En nuestro modelo proponemos enviar un número limitado de microcontenidos al móvil del usuario cada día durante un periodo de tiempo limitado. Hemos visto que es más efectivo hacer tres microcursos de dos semanas que un curso de seis semanas. El usuario asimila mejor los contenidos y no se siente estresado.

¿Por qué en el móvil?

Porque el móvil nos acompaña siempre. Puedo aprender esperando una reunión, o en el Metro, o mientras me tomo un café. Hoy en día los móviles se están convirtiendo en la pantalla principal de acceso a internet. En algunos países como Japón la formación online está apostando principalmente por el móvil.

¿Qué tipo de aprendizaje obtiene el usuario?

El usuario con la interacción asimila conceptos, conoce los productos y servicios, aprende cómo funciona la empresa o incluso mejora en habilidades. Le sirve tanto para formarse en nuevos conceptos como para reforzar conocimientos previos. Es más, algunas empresas lo están utilizando como canal de comunicación de novedades, protocolos o como herramienta para eventos.

¿Cómo es el perfil del usuario tipo?

Ahora mismo estamos muy focalizados en fuerzas comerciales, servicios de instalación y soporte, personal de tiendas y franquicias.

¿Qué ventajas obtiene las empresas con la implantación de Snackson?

Con Snackson pueden llegar a donde están sus empleados de forma muy efectiva y sencilla, además de tener un seguimiento completo de lo que aprende cada usuario y de las carencias. Uno de los últimos proyectos que hemos llevado, el cliente ha conseguido que el 80% de su plantilla finalice la formación con éxito. Un porcentaje que nos ha sorprendido gratamente.

¿Y los empleados?

Pueden formarse más fácilmente, de una forma más sencilla y atractiva. El microlearning tiene una ventaja adicional: los contenidos son más concretos y precisos. No hay información superflua. El empleado no pierde el tiempo. Una hora es una hora real de formación. Con Snackson, además, el empleado tiene en su mano un centro de conocimiento. En cualquier momento puede volver a consultar una formación que haya recibido. Imagina qué potencialidad tiene para las empresas que actualizan continuamente sus productos o procedimientos.

¿Cómo os adaptáis a cada una de ellas?

Creemos que Snackson es una gran herramienta, pero se ha de cuidar el contenido. Es por ello que mimamos a nuestros clientes, formándoles tanto en Snackson como en los procedimientos que hacen que sus contenidos sean mejores. Aunque Snackson permite a los clientes ser autónomos en la creación de itinerarios de formación, en muchos casos, acompañamos al cliente en el proceso de creación de los primeros cursos. De esta forma, el cliente interioriza la filosofía de trabajo de Snackson y los resultados son mejores.

¿Es específica para algún sector? ¿Cuál?

Hemos visto que funciona para casi cualquier sector, pero donde es muy relevante es en empresas con muchas delegaciones, tiendas, fuerza comercial o servicios de mantenimiento distribuidos. En este caso, la capilaridad que te da Snackson es clave.

¿Cuál es vuestro objetivo final con este proyecto?

Queremos convertirnos en un canal de comunicación y formación. Una solución que permita a nuestros clientes formar de forma integral a la mayoría de sus trabajadores.

¿Cómo os financiasteis en los inicios? ¿Habéis conseguido financiación pública y privada? 

Nos hemos financiado principalmente con fondos propios. Hemos invertido mucho en I+D, en el desarrollo de una solución que consigue sorprender a quien la usa. En esa línea, conseguimos un préstamo ENISA que nos ayudó a finalizar el desarrollo de las aplicaciones y salir al mercado.

¿Cuáles son vuestros objetivos para 2016? 

Principalmente consolidar el proyecto. Hemos tenido ya varios éxitos pero todavía tenemos camino que recorrer. Además de los objetivos comerciales, queremos lanzar un Marketplace de contenidos. Para ello estamos en negociaciones con diferentes empresas para desarrollar conjuntamente microcursos y ofrecerlos en Snackson.

¿Tenéis previsto lanzar alguna nueva versión o producto añadido?

Snackson está en continua evolución. Nuestro Roadmap es muy ambicioso, desde nuevas dinámicas de interacción, más gamificación, versiones para SmartTV, marketplace… Y en un medio plazo, vemos muy interesante llevar el modelo de Snackson a un B2B2C.

¿Cómo habéis cambiado desde vuestro nacimiento hasta la actualidad?

Realmente no demasiado. Teníamos una idea bastante clara del desarrollo y hemos seguido el Roadmap que nos habíamos marcado. Quizás hemos visto nuevas potencialidades de Snackson que inicialmente no estaban contempladas (soporte a sesiones presenciales, canal de comunicación).

¿Cuál ha sido el momento más difícil desde que decidisteis emprender?

Las primeras ventas. Cuando estás en el B2B el tiempo de maduración de una venta puede durar meses. Es en ese momento cuando has de tener una cabeza fría, gestionar muy bien tus recursos y seguir adelante con el proyecto. Por fortuna ya estamos entrando en dinámicas adecuadas de conversión de clientes.

¿Qué opinión tenéis de la política de emprendedores llevada a cabo por el Gobierno de España? ¿Os ha afectado?

Aparte del ENISA, que es una herramienta muy interesante, nosotros hemos tenido la suerte de contar con el apoyo de Barcelona Activa en los inicios y desde hace unos meses del programa Embarcat (ACCIÓ). A nivel estatal creemos que no se hace lo suficiente por los emprendedores, empezando por la inadecuada regulación del IVA, las pocas facilidades que existen a la contratación o la poca protección que existe cuando tu negocio falla.

MÁS INFORMACIÓN

Sígueles en Twitter

Tags Relacionados
Pincha en uno de los tags para ver más noticias relacionadas
¡Deja tu comentario!
Esta es la opinión de los internautas, reservado el derecho a eliminar comentarios injuriantes o contrarios a las leyes españolas.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

2009. Charaxes Jasius S.L. Todos los derechos reservados