• Directorio de empresas
Tecnológicos|Entrevista con Iñaki Arrola
"Parece que solo los inversores tenemos la potestad de pedir referencias, cuando la realidad es que los emprendedores también deberían"
  • Desde junio 2015 es el mentor responsable de Seedrocket en Campus Madrid
  • Arrola es un perfil de inversor que ya sabe lo que es emprender y montar una empresa
26/09/2016 |  Indra Kishinchand

Iñaki Arrola es licenciado en Administración y Dirección de Empresas por la Universidad San Pablo CEU y MBA por el IE Business School, donde ahora es profesor. Ha fundado Coches.com, Autodescuento.com y Vitamina K, una Sociedad de Capital Riesgo que invertía en empresas de base tecnológica e internet en sus fases iniciales. Actualmente es miembro fundador de K-Fund, un fondo con mayor capacidad y en el que se integran diferentes perfiles. Además, Iñaki mentoriza a los proyectos de Seedrocket y entre sus startups participadas destacan Chicisimo, Deporvillage, Monkimun, Saluspot, Sindelantal, Startupxplore o Wazypark.

Recientemente el diario El Referente ha lanzado su Guía de Inversión para startups, en la cual se puede encontrar una lista con los business angels más importantes de España, entre quienes se encuentra Iñaki Arrola. La publicación también recoge los principales fondos de capital riesgo a nivel nacional y europeo, clasificados por su rango de inversión. La Guía de Inversión puede adquirirse en todos los quioscos de España, así como a través de Amazon.

¿Cómo comenzaste en el mundo de las inversiones?

Empecé a través de SeedRocket. Uno de los inversores de coches.com es Marek Fodor, el fundador de Atrápalo, y él ya invertía  en SeedRocket. Me invitó a pasarme y a ver algunos proyectos y así fue. Todo es porque mi mujer me deja hacer estas tonterías (risas).

¿Por qué decidió crear un fondo de inversión? ¿Por qué tiene más sentido que hacerlo de manera individual?

La verdad es que la idea no fue mía, sino de Rafa Garrido. La historia es que yo en 2003 monto coches.com, en realidad entonces se llamaba autodescuento. En el 2008 invierte en el proyecto Marek Fodor y, como comentaba, me presenta a gente de SeedRocket. Invertí de manera personal hasta el 2011, cuando Rafa me propone que juntemos nuestro dinero y el de tres más en una compañía que se llama Vitamina K. Aquel era un fondo pequeñito, de solo cinco millones. Tenía más sentido hacerlo así porque existían algunas ventajas fiscales, pero era algo totalmente nuestro, no era un fondo como tal.

¿Qué motivo te llevó a cerrar Vitamina K y fundar K Fund?

Bueno, ese simplemente se gastó. Decidimos apostar por K Fund porque hicimos alguna cosa bien, y otras mal, y hemos aprendido mucho. Vitamina K ya dejó de invertir en compañías y ahora hemos lanzado este nuevo fondo, que es más grande y en el que el dinero no es solo nuestro, sino de más gente.

¿En qué tipo de startups inviertes? ¿Cuáles son sus criterios? ¿En qué se fija antes de realizar la inversión?

El mejor criterio es que no tenemos ni idea. Esto está mal decirlo como inversor, pero es que hay muchos que disimulan. Lo que buscamos principalmente son emprendedores que den la sensación de que pueden hacer las cosas bien, que se pueden convertir en compañías internacionales, que están creciendo de manera relevante y que se encuentran al principio de su vida. Invertimos en empresas que estén levantando de 100.000 euros a 2M€.

¿Qué les diferencia de otros fondos de capital riesgo?

Que tratamos de echar una mano. Hemos levantado la mitad del dinero de inversores individuales que son relevantes en sus empresas y en distintas familias españolas que quieren echar una mano a la compañías. Nosotros también hemos montado empresas y creemos que podemos aportar un valor distinto, que tenemos una manera de pensar bastante distinta al típico inversor financiero que viene aquí una vez al mes. Apostamos más por una tarta grande que porque nuestro trozo de la tarta sea el más grande.

Habéis incorporado a personas al proyecto (K Fund) de mucho recorrido como Pablo y Jaime, ¿qué esperáis de ellos? ¿Cuál ha sido el motivo de su contratación?

Que son mucho más listos que nosotros en muchas cosas. Los tres socios que hemos montado el fondo somos muy distintos entre nosotros. Carina dirigió ING muchos años y tiene un perfil de compañía grande; yo tengo un perfil de haber montado una empresa en internet; e Ian tiene perfil de haber sido inversor. Pero un fondo de este tamaño no lo podemos hacer solo nosotros tres, por eso hemos intentado coger gente distinta, que nos complemente y que tenga una visión como la nuestra. Jaime es una persona que se entera muchísimo de todo lo que está pasando en el mercado y Pablo tiene muchísima más experiencia que nosotros.

¿Qué consejos le daría a un emprendedor en su proceso de negociación con los inversores?

Creo que se tiene que dar cuenta de que le necesitamos. También se tiene que dar cuenta de que no tenemos ni idea. Los emprendedores muchas veces se piensan que la relación con el inversor es bidireccional pero solo tú y yo, es decir, que no hay más, que es su realidad con la del inversor. Lo cierto es que nosotros vemos más proyectos a la vez y eso significa que, aunque tu proyecto esté bien, nosotros vamos a invertir en X compañías y estamos viendo otras tantas. Si tu compañía está bien pero la pongo en orden y es la octava y solo invierto en dos o tres, no voy a apostar por ti. ¿Eso significa que el proyecto no es bueno? No, significa que hay que aprender que los inversores tienen un timing y que se compite con otros proyectos.

También le aconsejaría que no intentara levantar financiación. Si puede generar beneficios con clientes es mucho mejor, porque los inversores somos un poco rollo.

¿Cuál es el mayor error que puede cometer un emprendedor a la hora de iniciar un proyecto? ¿Y un inversor?

Uno que es bastante común es el tema de las valoraciones, pensar más en el corto plazo que en el largo. Otro es no preguntar por el inversor. Esto es como casarte. Tienes que preguntar referencias y saber cómo es el inversor. Creo que es muy importante pedir referencias. Parece que solo los inversores tenemos la potestad de pedir, cuando la realidad es que los emprendedores también deberían. Creo que lo hay que hacer es coger a un inversor y decirle: “A priori, me interesa lo que me dices, pero, ¿me puedes presentar tus participadas? Vivas y muertas”.

¿Qué características tienen los emprendedores españoles que les hagan diferenciarse del resto?

Ninguna. Me parece que sí hay una cosa que nos diferencia y es que no nos lo creemos, y es una pena. Somos el país del mundo que tiene mayor gap entre lo que pensamos de nosotros mismos y lo que piensan los extranjeros de nosotros. No sé si no nos queremos o si solo nos lo creemos en el fútbol o el tenis. Creo que a priori todos valoramos mucho lo que hay en las empresas de otros.

¿Cómo es tu faceta de mentor en SeedRocket? ¿Qué te aporta?

En SeedRocket empecé en 2008 para echar una mano. No es más que un sitio de generosidad en el que no pretendemos ganar nada. Hace una selección de empresas que pasas una semana con nosotros y a las que les preguntamos: “¿En qué te puedo ayudar?”. Y ya está. No pedimos nada, no les cobramos nada, no exigimos ningún porcentaje… Durante seis meses echamos una mano en compañías en las que no hemos invertido ni sabemos si vamos a invertir. Pero pensamos que así es como se hace ecosistema. El gran problema que tenemos en SeedRocket es que todos nuestros competidores tiene un montón de dinero y nosotros no. Pero nosotros tampoco lo queremos.

MÁS INFORMACIÓN

Síguele en Twitter

Conecta con él a través de Linkedin

¡Deja tu comentario!
Esta es la opinión de los internautas, reservado el derecho a eliminar comentarios injuriantes o contrarios a las leyes españolas.
Captcha

Publicidad

Publicidad

Publicidad

2009. Charaxes Jasius S.L. Todos los derechos reservados