• Directorio de empresas
Tecnológicos|Entrevista a Juancho Arregui, CEO de BrickFunding
“El ladrillo tiene una solidez que no tiene ni el crowdlending, ni el crowdequity ni ningún otro campo”
  • El objetivo es que el usuario pueda comparar las diversas ofertas de financiación participativa en inmuebles que hay en el mercado web
08/06/2017 |  Indra Kishinchand

BrickFunding es un buscador de oportunidades de inversión en crowdfunding inmobiliario fundado en 2016 por Juancho Arregui. La plataforma agrega en un portal todos los proyectos de crowdfunding inmobiliario disponibles públicamente en internet, lo que permite a un inversor global rastrear el mercado internacional en busca de las mejores inversiones en las principales ciudades del mundo. Actualmente operan en España, Argentina, Chile, Italia, México, Colombia, Reino Unido y Francia y cuentan con 200 usuarios. 

BrickFunding comenzó en la Escuela de Organización Industrial, dentro de su programa Go2work, y, desde noviembre de 2016, forman parte de la aceleradora de empresas InnSomnia, especializada en Fintech y financiada por Bankia. La empresa está preparando su primera ronda de financiación, ya que de momento no se han abierto a inversores. 

Aunque existen más de 200 plataformas de crowdfunding inmobiliario, BrickFunding es el único portal que ofrece sus servicios a nivel internacional. Además, su plataforma recoge todas las oportunidades de inversión de otras plataformas. El objetivo es que el usuario pueda comparar las diversas ofertas de financiación participativa en inmuebles que hay en el mercado web. 

BrickFunding es el primer agregador internacional de crowdfunding inmobiliario, ¿cómo nació el proyecto y cómo evolucionó la idea?

El proyecto nació después de estudiar durante mucho tiempo el mercado de la inversión inmobiliaria y, especialmente, su relación con las nuevas formas de inversión colectiva. Nos parecieron muy interesantes y vimos que en los agregadores había un nicho de mercado, ya que en el crowdfunding inmobiliario de inversión no había todavía ningún agregador. Teniendo en cuenta que se ha demostrado que los agregadores son un modelo de negocio muy importante, nos pareció que había una oportunidad y por eso escogimos este modelo.

¿Por qué decidisteis centraros precisamente en crowdfunding inmobiliario?

Por un lado, porque soy arquitecto por lo cual vengo un poco de este campo y también porque tenía experiencia como inversor inmobiliario. De la conjunción de ladrillo, inversión y nuevas tecnologías, que también es una de mis grandes pasiones, surgió el modelo de startup y crowdfunding inmobiliario. Además, quería que fuera un modelo escalable y tenía claro que tenía que ser con las nuevas tecnologías. De esta tormenta perfecta surgió BrickFunding.

¿Qué le diferencia de otros tipos de crowdfunding? ¿Qué hay que tener en cuenta a la hora de trabajar en este sector?

Tiene unas características especiales que le diferencian del crowdfunding de inversión. El ladrillo es el valor refugio, tiene una solidez que no tiene el crowdlending, ni el crowdequity, ni ningún otro campo. El crowdfunding inmobiliario tiene seguridad, estabilidad más el toque de inversión colectiva y nuevas tecnologías. Este modelo tiene todo para colmar mis expectativas y mis necesidades profesionales y personales.

Sobre las diferencias, encontramos otros tipos de crowdfunding como el de donación o el de recompensa, pero en esos no se busca un rendimiento financiero, sino más bien emocional. Cuando entramos en el crowdfunding de inversión está el de acciones de empresas o el inmobiliario, que te ofrece un activo que respalda la inversión, por lo que las probabilidades de pérdidas se reducen muchísimo frente a otros tipos de crowdfunding donde los rendimientos pueden ser mayores, pero el riesgo también.

Con el crowdfunding inmobiliario es muy difícil que se pierda todo. Sí puede haber perdidas, pero lo normal es que sean reducidas. En principio siempre está ese activo que te respalda, aunque hay que analizar todos los números de cada inversión, por eso en nuestra plataforma ofrecemos la máxima cantidad de información.

Tenéis agregadas alrededor de 30 plataformas, ¿cuál es el proceso para que las incluyáis en vuestra web?

Consideramos muy importante hacer una buena selección de las plataformas de nuestra web y, para esto, hay una serie de criterios que deben cumplir; si todo está en regla, se convierten en candidatos para ser parte de nuestra base de datos, y, si no lo son, realizamos un seguimiento constante para contactar con ellos cuando cumplan estos criterios. El proceso que seguimos es simplemente el contacto y aprobación para usar la información pública de las plataformas. Utilizamos un método de búsqueda por países e intentamos siempre que estas sean las mejores de esa región. Ahora también es posible que cualquier plataforma de crowdfunding inmobiliario puede inscribirse por sí misma desde nuestra web en el apartado "registrar plataforma", aunque después deba pasar por nuestra aprobación.

En este sentido, ¿cuál es vuestro modelo de negocio? ¿Cómo rentabilizáis Brickfunding?

Tenemos un modelo de negocio muy parecido a Trivago y muy común en los agregadores/buscadores. Somos vendedores de clicks y tráfico. Vendemos a las plataformas la posibilidad de encontrar al inversor indicado para ellos. Nuestro objetivo es servir de filtro de inversores que desean invertir a inversores que invierten.

¿Quién es el usuario más habitual del crowdfunding inmobiliario?

Dentro de BrickFunding encontramos dos tipos de usuarios, los que se informan de crowdfunding inmobiliario y que tienen un perfil millennial de 28 a 35 años aproximadamente, y los usuarios que buscan oportunidades para invertir. Estos por lo general tienen una edad de 38 a 50 años. No obstante, a veces se rompe la regla y cada vez hay más millennials que comienzan a invertir.  

¿Y el vuestro? ¿Qué rasgos tienen las personas que utilizan BrickFunding y cuál es su motivación principal?

Dentro de este perfil es alguien que tiene unos ahorros. No hay ninguna diferencia, son inversores de crowdfunding inmobiliario. La única diferencia es que los que entran buscan informarse y comparar entre las plataformas de su país o tiene es punto más global e invertir internacionalmente. Son usuarios que no se conformas con la primera oferta que ven, son exigentes y les gusta tener todas las opciones.

A través de BrickFunding también se pueden comprar inmuebles en Argentina, México, Reino Unido, o Estados Unidos; ¿de qué manera esperáis seguir expandiendo vuestro modelo?

Aquí hay que matizar que no se pueden comprar inmuebles, nosotros somos un agregador. Los usuarios vienen a informarse, a comparar entre los productos y cuando les interesa uno en concreto les derivamos a la plataforma de origen para que hagan la inversión directamente con ellos. Nos encantaría en un futuro poder ofrecer la opción de invertir directamente desde nuestra plataforma, pero requiere mucha más regulación.

Y nuestra forma de expandir el modelo es contactando con cada vez más plataformas de todo el mundo, ofrecer a medio plazo no solo crowdfunding inmobiliario sino también Socimis (REITS). Queremos que cualquier persona que quiera invertir en ladrillo venga a BrickFunding. Hemos empezado por el crowdfunding inmobiliario, pero la idea es que sea el portal del ladrillo. Grupo PSA

¿Qué diferencias encontráis a la hora de trabajar en países tan diferentes?

Hay una diferencia tremenda de regulación en todos los países y en otros ni siquiera existe. Quizás más que diferencias encontramos un punto en común. En casi todos los países, menos en RU y EEUU, que están mucho más avanzados, en el resto de mercado que todavía está emergiendo la regulación está muy en marcha. Digamos que va por delante de la regulación y que ahora hay mucha efervescencia a ambos lados del charco. Queda mucho trabajo por hacer.

¿Qué cambios jurídicos reclamáis para las plataformas de financiación participativa?

La Ley 5/2015 de fomento de financiación empresarial, conocida coloquialmente como Ley del Crowdfunding, tiene el problema de que tuvo en cuenta las necesidades del mercado inmobiliario. Los cambios principales que reclama el sector son eliminar las limitaciones a la autopromoción (que impide que la plataforma promueva o partícipe en el proyecto) y aumentar los límites de inversión por proyecto (actualmente están fijados en 3 millones de euros lo que impide poder acometer desarrollos de obra nueva). La ley actual está bien para sectores como el lending o el equity en el que las plataformas son meras intermediarias entre los inversores y las empresas que demandan financiación, pero el sector inmobiliario tiene unas peculiaridades que hacen difícil desligar completamente a la plataforma del promotor si queremos asegurar una continuidad y supervisión en el proyecto a los inversores. El tema del límite por proyecto entendemos que se fijó para proteger al inversor de una posible pérdida total de sus ahorros pero en el inmobiliario siempre existe ese activo subyacente y que respalda la inversión y que por tanto minimiza o reduce la posible pérdida. También está el tema de los costes y el volumen de las operaciones inmobiliarias, que ahora mismo con la ley actual solo permite hacer poco más que reformas de pisos y mini promociones. No tiene sentido que en el mundo físico un inversor pueda invertir importantes sumas en proyectos de varios cientos de millones y que en el mundo virtual limitemos el importe a una cifra tan baja. Otro tema importante para el sector sería eliminar la necesidad de obtención del NIE para los inversores extranjeros que quieran invertir en las plataformas españolas, ya que esto limita tremendamente la competitividad de nuestras plataformas e impide su expansión internacional. Aunque de todas formas este es un tema que ya no depende del regulador bursátil sino del Tesoro. Por último, solo decir que el hecho de estar regulados y sujetos a la obtención de una licencia por parte de la CNMV nos parece estupendo y creemos firmemente que es beneficioso para el sector, únicamente pedimos una mayor claridad y que se tengan en cuenta los requisitos específicos del sector inmobiliario.

Vuestra iniciativa comenzó en la Escuela de Organización Industrial dentro de su programa Go2work, ¿qué os reportó aquella experiencia? ¿Por qué la recomendaríais a otros emprendedores?

Le guardo un cariño especial porque empecé allí. Cuando entré sólo sabía que me gustaba el ladrillo y la inversión y que quería emprender. Es una incubadora que coge ideas muy incipientes, a mí me cogieron con un folio escrito que era casi una declaración de intenciones. Allí escribí: “Hola quiero montar una empresa de inversión inmobiliaria online”. Así empezó todo. Tienen mentores, formación, charlas, tutorías… Es un muy buen sitio para gente que esté empezando. Te ayudan a centrar los tiros y tienen un equipo humano maravilloso, muy profesionales y dispuestos. En general, guardo muy buen recuerdo. Si quieres cursar “1º de emprendedores” es un muy buen lugar.

También fuisteis uno de los proyectos seleccionados por Innsomnia, ¿qué ventajas tiene formar parte de una incubadora?

En este caso sería “2º de emprendedores”. En Innsomnia no están tan encima de ti, conoces a gente de tu sector, compartes sinergias y tienes acceso directo a un cliente como Bankia. Desde luego si quieres eso Innsomnia es el sitio adecuado.

Ahora que comienza vuestra etapa de crecimiento, ¿qué objetivos os habéis marcado a medio plazo? ¿Qué novedades esperáis introducir?

Seguimos validando nuestras métricas. Tenemos un plan estratégico que se va cumpliendo, estamos preparando nuestra primera ronda de inversión, queremos incorporar inversores, un consejo asesor y seguir introduciendo novedades en la web para mejorarla. En generar, queremos continuar añadiendo funcionalidades a la web para mejorar la experiencia del usuario. Y sobre todo continuar trabajando para que BrickFunding sea el portal de referencia de la inversión inmobiliaria del mundo. Queremos que todo el mundo se una a la revolución del ladrillo.

MÁS INFORMACIÓN

Sígueles en Facebook

Sígueles en Twitter

¡Deja tu comentario!
Esta es la opinión de los internautas, reservado el derecho a eliminar comentarios injuriantes o contrarios a las leyes españolas.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

2009. Charaxes Jasius S.L. Todos los derechos reservados