• Directorio de empresas
Tecnológicos|Entrevista a Alessandro Justesen, fundador de Debitoor
"Más del 70% de nuestros usuarios nos recomienda con la palabra "fácil" o "simple""
  • "El diseño se ha convertido en uno de los factores esenciales a la hora de lograr el éxito de un producto"
  • Su modelo de negocio se basa en las suscripciones, de caracter anual o mensual
  • En el último año y medio han crecido un 238%
23/11/2016 |  Manuel González

Debitoor es una plataforma que ofrece la posibilidad de gestionar la contabilidad de tu negocio de la forma más fácil posible. En 2012 Alessandro Justesen Leoni, Economista especializado en Business Studies, trabajaba en la empresa danesa e-conomic, donde vio la necesidad de crear un programa que ayudase a las pequeñas empresas y autónomos con la gestión de su empresa. En 2015, Visma compró e-conomic y Alessandro decidió crear Debitoor con el apoyo del fondo de inversión HgCapital y bajo el pretexto de facilitar el papeleo a emprendedores y autónomos que pretenden adentrarse en el mundo empresarial. A día de hoy, la empresa está en más de 40 países operando en mercados como el de Alemania, Francia, Reino Unido, Italia y España. 

¿Qué servicios concretos ofrecéis?

Ofrecemos un proceso de ventas automatizado con gestión de facturas e ingresos, o la emisión de albaranes y presupuestos. Damos la oportunidad de conocer de primera mano dónde está tu dinero, el estado de tus facturas para que no haya problemas. Eliminamos todo el papeleo cuando gestionas tus gastos con Debitoor. De hecho, miles de clientes colaboran con sus asesores en Debitoor, eliminando así barreras geográficas. Para los usuarios más avanzados, disponen de conciliación bancaria, informes, activos y demás. Además, puedes trabajar desde cualquier ordenador, móvil o tableta.

¿Cómo funciona?

Para trabajar con Debitoor sólo necesitas tu e-mail y una contraseña. Puedes comenzar gratis y suscribirte a nuestros planes una vez que hayas testado toda la herramienta. Crear una factura profesional, con un diseño del que puedes estar orgulloso no te lleva más de dos2 minutos. Puedes enviarla a tu cliente y cobrarla de forma online. Todo en un par de clics. Después puedes introducir tus primeros gastos. También puedes crear presupuestos, convertirlos en factura y en albaranes. Si necesitas llevar un mejor control de tu contabilidad, puedes usar nuestros informes.

¿Qué os diferencia de otros programas de características similares?

La diferencia fundamental de Debitoor es la simplicidad. Más del 70% de nuestros usuarios nos recomiendan utilizando la palabra "fácil" o "simple". Y no hay mayor satisfacción que saber que le estás haciendo la vida un pelín más fácil a alguien. La segunda diferencia es el diseño. Nos centramos mucho en mejorar la experiencia de usuario mediante un diseño sencillo pero atractivo e intuitivo.

¿Por qué le dais tanta importancia al diseño? ¿Qué tiene de especial el vuestro?

El diseño se ha convertido en uno de los factores esenciales a la hora de lograr el éxito de un producto. No hay muchos programas de facturación y contabilidad que tengan un diseño tan limpio. Además, ofrecer una alternativa no siempre es fácil, por tanto tienes que aportar extras como el diseño. Por otro lado, la contabilidad en sí misma no es un tema que atraiga a mucha gente. Necesitas hacerla más atractiva, y eso es lo que hacemos.

Aseguráis que cualquier persona que no tenga conocimientos contables puede utilizar Debitoor, ¿cómo lo conseguís? ¿Qué factores se han tenido que dar para ello?

Crear un programa de contabilidad completo es fácil. Crear un programa de facturación sencillo es muy complicado. Lo conseguimos invirtiendo en diseño y en desarrollo, las funciones pasan por procesos de calidad para asegurarnos de su simpleza. Por otro lado, la UI (interfaz de usuario) es tan intuitiva que si quieres crear facturas simplemente haces clic en el botón que dice “Facturas” y después en “Nueva factura”. Además, nuestros usuarios son muy activos en compartir con nosotros lo que realmente necesitan. Hacemos prototipos que enviamos a los clientes para que nos den feedback, realizamos A/B test para entender mejor y ver qué alternativa funciona mejor. Asimismo, nunca usamos términos contables complicados, sino palabras que todo el mundo puede entender.

Os dirigís a autónomos y pymes, ¿por qué a ellos específicamente? ¿Qué valor les aportáis?

La mayoría de los trabajadores de Debitoor han sido en algún momento de su vida autónomos y emprendedores. La pequeña empresa tiene ya de por sí muchas dificultades. Además, si miramos al software contable tradicional se centra en la figura del asesor, director financiero o gestor. ¿Por qué un autónomo no puede llevarse fácilmente la gestión de su negocio? Creemos que hemos expandido el mercado al ofrecer un servicio a usuarios de Word y Excel y mostrarles que hay algo mejor, más eficiente y que tampoco necesita una inversión inicial. Además, si necesitan cosas más específicas como la domiciliación bancaria para sus pagos o un TPV con lector de tarjetas, tenemos integraciones con partners.

¿Cuál es vuestro modelo de negocio? ¿Cómo genera ingresos Debitoor?

Nuestro modelo de negocio se basa en las suscripciones, ya sean de pago anual o mensual. Es un SaaS que va de un plan básico a planes con funciones más avanzadas. Los planes están adaptados a las necesidades de cada usuario.

¿Con cuántos usuarios contáis hasta la fecha? ¿Cómo esperáis evolucionar en este sentido?

En el último año y medio hemos crecido un 238%, por lo que esperamos que el crecimiento siga siendo igual de constante o superior.

¿Cómo os financiasteis en los inicios? ¿Habéis conseguido financiación pública y privada?

La financiación no ha sido un problema al tener un apoyo tan estable y un respaldo a nivel financiero y legal como el de HG Capital. Así, nos hemos podido centrar en crecer y seguir desarrollando.

¿Qué diferencias encontráis en los diferentes países en los que estáis instalados?

¿Aparte de las distintas normativas en cuanto a facturación o contabilidad? No, en serio, existen diferencias culturales. Por ponerte un ejemplo, en el Reino Unido, la función de recordatorio por impago de facturas es muy usada. En España no llama tanto la atención. Ocurre lo mismo con el tono que utilizamos. Siempre hablamos de tú al usuario. No queremos crear distancia innecesaria entre ellos y nosotros. Sin embargo, hemos notado que en Alemania, la cultura es más formal y no siempre podemos ser igual de informales en nuestra comunicación como lo seríamos en cualquiera de los otros mercados.

¿Qué entendéis por la cultura de trabajo escandinava? ¿Cómo creéis que repercute en el cliente final?

La cultura de trabajo de escandinava se basa en organizaciones horizontales, donde la jerarquía está difuminada. Fomenta conciliación del trabajo y familia y se centra en la felicidad del empleado. Esto también se refleja en nuestro trato con los usuarios. Nos acercamos a ellos de tú a tú. Creo que es un trato mucho más cercano.

¿Cuáles son vuestros objetivos a medio-largo plazo?

Seguir creciendo al ritmo que hemos estado creciendo. Desde que Debitoor se estableció como una empresa independiente hemos crecido a un 238%. También queremos seguir ayudando a las pymes a crecer con nosotros. Asimismo, nos gustaría enseñarles a los pequeños negocios que se puede ser eficiente en el trabajo y llevar un control absoluto de tu negocio sin la necesidad de una inversión inicial y mostrarles que Word y Excel para llevar tu facturación no son la opción ideal.

¿Tenéis previsto lanzar alguna nueva versión o producto añadido?

Cada poco lanzamos nuevas actualizaciones e integraciones con otros programas. Hay mejoras que tienen un peso mayor que otras. Algunas son pulir ciertos aspectos y otras son completamente innovadoras, como cuando lanzamos la conciliación bancaria automática. De hecho, vamos a lanzar una nueva app para iPhone que va a cambiar todo lo visto en facturación móvil.

¿Cómo habéis cambiado desde vuestro nacimiento hasta la actualidad?

Si vieras la interfaz que teníamos al principio a la que tenemos ahora piensas que son dos programas distintos. Empezamos como un programa de facturación con pequeños detalles de contabilidad. Ahora tenemos la posibilidad de conciliar cada pago y cobro. Nuestro diseñador de facturas fue todo un éxito en un momento en el que nadie prestaba atención al diseño de facturas.

¿Cuál ha sido el momento más difícil desde que decidisteis emprender?

Cada día es un momento difícil. Creo que cualquiera que tenga un negocio podrá entender esto. Estar al día o al menos acercarse a la vanguardia de la innovación es complicado. Por tanto, no hay día que no sea difícil, pero se lleva con entusiasmo, especialmente si es viernes.

¿Cómo ha sido vuestro proceso de internacionalización? ¿Queréis continuar?

Fue un proceso largo. Teníamos el apoyo de HgCapital. Nuestros mercados se fueron abriendo poco a poco y despegamos en mercados donde la competencia es feroz. Nuestros principales mercados son Alemania, Francia, Reino Unido, Italia y España, pero ofrecemos Debitoor en más de 40 países. Siempre hay países interesantes aunque estamos muy centrados en nuestros top 5 de Europa: Alemania, Francia, Reino Unido, Italia y España.

MÁS INFORMACIÓN

Sígueles en Facebook

Sígueles en Twitter

Si te ha interesado esta información, te recomendamos ...

Tags Relacionados
Pincha en uno de los tags para ver más noticias relacionadas
¡Deja tu comentario!
Esta es la opinión de los internautas, reservado el derecho a eliminar comentarios injuriantes o contrarios a las leyes españolas.
Captcha

Publicidad

Publicidad

Publicidad

2009. Charaxes Jasius S.L. Todos los derechos reservados