• Directorio de empresas
Más...|Entrevista a los responsables de Lazarus
“No tomamos capital de las startups y los emprendedores no pagan, eso nos permite centrarnos en ellos y sus empresas”
  • La Escuela de Organización Industrial es el socio académico y estratégico del programa Lazarus de creación y aceleración de startups innovadoras
28/04/2017 |  Indra Kishinchand

Lazarus es una aceleradora que forma, tutela y mentoriza emprendedores para que transformen su idea de negocio o su startup naciente en una empresa estable. Lazarus tiene el acompañamiento más largo del mercado (tres años con el emprendedor) y no conlleva coste ni toma capital en las startups. 

Está dirigido a emprendedores de alto impacto con proyectos innovadores en cualquier sector. No es necesario que estén facturando aún. Así, reciben el asesoramiento y la formación de los profesores encabezados por Néstor Guerra. La apertura de inscripciones se realiza en octubre. Algunas de las startups aceleradas hasta ahora son: Pet&Net, Care-me, Zeus Eye, Eventix, The Iregular project, Teledetección, Scan Lotería, Pulsecurity, Kusicar, Ydray, Cultivo Vertical y Vinofarma.

Se trata de una iniciativa conjunta de La Fundación Caja Rural Castilla-La Mancha y de la Escuela de Organización Industrial, gracias a la cofinanciación del Fondo Social Europeo. El diario El Referente entrevista a Vicente Muñoz Almagro, Director de Emprendimiento e Innovación, y a Javier Rivero, Director Territorial de EOI.

Lazarus tiene el acompañamiento más largo del mercado, ¿cuáles son sus ventajas?

Vicente Muñoz (VM): Nueve de cada diez empresas innovadoras mueren en los tres primeros años de vida que son los más duros y que suelen coincidir con la parte más difícil del valle de la muerte. Por eso no debemos dejar de ayudar tras los 5 o 6 meses de la aceleración clásica.

Además de esta característica, ¿qué dirían que les diferencia de otras aceleradoras?

Javier Rivero (JR): La gran diferencia aparte de la duración del tiempo de este programa radica por un lado, en el acompañamiento integral que se hace a los emprendedores desde el inicio del mismo donde trabajamos desde la ecología del emprendedor hasta la formación del equipo ideal, pasando por los diferentes modelos de negocio de su idea de negocio. Por otro lado, el equipo humano que hay involucrado en este programa tanto por parte de EOI como por parte de la Fundación Caja Rural Castilla-La Mancha, hace que lleguemos a unos niveles de calidad y compromiso con los emprendedores muy altos. Por aportar un dato significativo, en el programa Lazarus intervienen de forma directa más de 25 profesionales entre, profesores, emprendedores, mentores de proyectos, mentores de validación, coachs, profesores especialistas, inversores, es decir una amplia muestra del ecosistema emprendedor.

VM: Fundamentalmente que no tomamos capital de las startups ni los emprendedores nos tienen que pagar de ningún modo por los servicios que reciben. Eso nos permite centrarnos en ellos y en sus empresas, no en multiplicar el valor de nuestra inversión en cinco años. Esto lo podemos hacer gracias a que Caja Rural Castilla-La Mancha ha creado su fundación para ayudar a crear tejido económico, sin esperar retorno económico por ello.

Hace cuatro años que nació este programa de la colaboración de EOI y Fundación Caja Rural Castilla-La Mancha, ¿cuál es el papel de cada institución dentro del mismo?

JR: La Escuela de Organización Industrial es el socio académico y estratégico del programa Lazarus de creación y aceleración de startups innovadoras, y aporta un valor significativo al mismo, que es su gran experiencia en el campo del emprendimiento acreditada por más de 20 años trabajando con los emprendedores de toda España. EOI tiene un marcado carácter emprendedor que se ve impregnado en todos los programas que desarrolla e imparte. Además, interviene también otra institución fundamental en relación a la financiación de la formación al emprendimiento que es el Fondo Social Europeo y que junto con la aportación de la propia Fundación Caja Rural Castilla-La Mancha hace posible que el programa sea gratuito para los participantes.

VM: Lazarus es un programa que necesita a las dos entidades. Fundación Caja Rural Castilla-La Mancha para idearlo, diseñar el concepto e itinerario, buscar las necesidades de los emprendedores y conceptualizar las mejores soluciones. La Escuela de Organización Industrial aporta los profesores idóneos para implementar esos conceptos, busca los mentores y tutores adecuados en cada momento y le da rigor académico. Por último la Fundación Caja Rural Castilla-La Mancha aporta su cartera de contactos para conformar un gran comité asesor y abrir las puertas que necesitan los emprendedores de inversores, mentores, clientes y responsables políticos.

¿Cómo surgió esta sinergia? ¿Cuáles son sus ventajas?

JR: Esta es una relación que viene de lejos pues EOI está muy arraigada en Castilla-La Mancha al llevar trabajando muchos años en este territorio con programas de creación y consolidación de empresas y ya habíamos colaborado con el equipo de la Fundación Caja Rural Castilla-La Mancha en un programa de emprendedores cuando estaban en otra institución y ahora en Caja Rural Castilla-La Mancha hemos vuelto a encontrarnos con este programa tan innovador que es Lazarus.

Las principales ventajas de esta relación se fundamentan en la alineación que tenemos las dos instituciones (EOI y la FCRCM) sobre el emprendimiento, es decir, tenemos visiones muy parecidos sobre qué, cómo y a quién debemos formar como emprendedores. Además, compartimos también las mismas ganas e ilusión por fortalecer nuestra región a través del emprendimiento y de la innovación.

VM: La mayor ventaja está en lo que nos complementa y hace más fuertes. EOI tiene más de 1.000 profesores y tutores homologados lo que hace que sea una fuente inagotable de profesionales preparados, implicados y motivados. Por otra parte, nuestro compromiso con la innovación hace que para EOI la Fundación y sus programas puedan ser el banco de pruebas idóneo para generar nuevos conceptos.

Como partner académico, ¿qué importancia creen que tienen las instituciones educativas en el fomento del emprendimiento?

JR: El futuro que viene está marcado por conceptos como inestabilidad, volatilidad, incertidumbre, etc., palabras estás muy reconocidas y asentadas en el lenguaje de los emprendedores. También, las empresas deben superar estos retos con personas que estén formadas y preparadas para convivir con estas situaciones que casualmente son competencias que deben tener los emprendedores e intraemprendedores para resolver de forma exitosa los problemas del mañana. Ya sea como propios emprendedores, autónomos, freelance, etc., o bien como intraemprendedores que trabajen en empresas, el futuro laboral tiene un marcado acento emprendedor a lo que las instituciones educativas tienen que ir formando desde etapas cada vez más tempranas, pues este tipo de perfiles es lo que el mercado y la sociedad están demandando cada vez más en estos momentos. El futuro es de los emprendedores.

Y en el caso de FCRCM, ¿qué labor desempeña en el mismo campo?

VM: La generación de ejemplos cercanos con repercusión nacional. Para ello debemos seleccionar los mejores emprendedores posibles que puedan brillar por quienes son y por los avances que tengan en sus startups. Esta es la razón por la que de más de 250 candidaturas anuales tan sólo seleccionamos 12 emprendedores.

En programa se dirige a emprendedores de cualquier sector, ¿por qué? ¿Qué beneficios les reporta, tanto a ustedes como a los emprendedores, no estar especializados?

JR: EOI como Fundación Pública que es, busca el interés general y por tanto queremos que cualquier proyecto innovador de cualquier sector tenga oportunidades de desarrollarse y crecer.

VM: Lazarus está pensado y ejecutado para darle el mayor valor posible al emprendedor y esto sólo se consigue si los emprendedores que forman parte de él son extraordinarios, pues lo que se genera entre ellos es muchísimo más potente que lo que nosotros les damos. Si Lazarus fuese un vertical o una colección de verticales, necesitaríamos muchísimas más candidaturas de emprendedores, para poder tener una selección vertical de la misma calidad que ahora que es horizontal. Por ponerte un ejemplo práctico, nuestro embudo de conversión es que de cada 100 emprendedores que se presentan, 30 son buenos, 8 muy buenos y 2 excelentes. Si los muy buenos y excelentes los tienes ahora que separar por verticales, la necesidad de inscripciones se multiplica por más de 10. Así que lo mejor que podemos hacer para que los emprendedores de Lazarus vivan una gran aceleración, es mantenerlo con la única especialización de que sean innovadores.

¿Cuál es la metodología de Lazarus? ¿Qué ofrecéis?

JR: La Escuela de Organización Industrial aporta a esta relación su know-how en emprendimiento a través de su profesorado y sus mentores especialistas en startups y en todo el ciclo emprendedor. Igualmente, EOI como escuela de negocios con un claro ADN emprendedor, incorpora al programa su experiencia en la implementación de la metodología Lean Startup. EOI en 2013 fue la primera escuela de negocios en ofrecer un programa específico en metodología Lean Startup.

El programa Lazarus de creación y aceleración de startups innovadoras está diseñado para acompañar a los emprendedores y a sus proyectos durante 3 años: el primer año nos volcamos en una formación muy completa e intensa durante 5 meses, y el segundo y el tercer año en programas más cortos y específicos y en un acompañamiento a través de las tutorías y mentorías.

La parte formativa se estructura en tres módulos: Diseño de negocio (design thinking y lean startup), validación de los modelos de negocio (desarrollo de cliente), y planificación (Lean Business Plan), pero donde ponemos todo el énfasis es en que los emprendedores entiendan y apliquen muy bien la sistemática de todo el proceso de validación de sus modelos de negocio, como pieza clave de su aprendizaje emprendedor.

VM: Adicionalmente a la parte formativa, ofrecemos nuestra implicación personal en los problemas de los emprendedores, nuestro tiempo, nuestra red de contactos y nuestra experiencia. Tal vez el secreto metodológico esté en que todos los que formamos parte del programa estemos contagiados de la misma necesidad de ayudar más allá de lo que es esperable.

¿Qué aspectos positivos tiene que sea un programa creado por emprendedores para emprendedores?

VM: Lo más positivo es que en Lazarus está orientado a que los emprendedores generen dinero de sus clientes, por lo tanto el foco no está en el aprendizaje ni en los ejemplos corporativos, sino en la realidad a la que se van a enfrentar basada en los errores y aciertos que hemos cometido antes. Nuestra realidad ha sido emprender sin apenas dinero y vivir sin sueldo, ha sido equivocarnos con socios y quemar dinero en marketing sin ton ni son. Para nosotros es vital poder sentir el dolor de un emprendedor para poder acompañarle.

Startups como Pet&Net, Pulsecurity, Zeus Eye, Ydray o Scan Lotería ya han pasado por Lazarus, ¿qué requisitos deben cumplir para formar parte de su iniciativa?

JR: En lo que se refiere al proyecto, el programa Lazarus actúa en la fase temprana del ciclo emprendedor (semilla o presemilla), por lo que buscamos proyectos de reciente constitución o ideas de negocio innovadoras, que estén empezando con sus primeras ventas o estén a punto de hacerlo, porque como hemos comentado al principio ponemos el foco en el proceso de validación del modelo de negocio. Y en lo que se refiere a la persona, buscamos por encima de todo madera de emprendedor o emprendedora más allá de si el proyecto es mejor o peor, y por su puesto buscamos también compromiso al ser un programa largo en el tiempo y exigente.

VM: El proceso de selección es muy difícil, porque lo que buscamos en los emprendedores no es tanto su proyecto sino su persona.

El proyecto debe ser innovador y aparentemente viable, lo que es opinable. Sin embargo el emprendedor debe ser generoso, inteligente, entregado, apasionado y con valores y eso sólo se siente. Por eso tenemos que ser conscientes de que dejamos fuera a mucha gente que merecería estar dentro de Lazarus.

Más allá de los aspectos formales, ¿en qué se suelen fijar para escoger a los acelerados? (Equipo, líder, capacidad de gestión...)

VM: En Lazarus elegimos un capitán por startup y este puede llevar a su equipo, sin necesidad de que nosotros demos el visto bueno. Es muy importante que tenga un buen equipo, pero no es requisito indispensable, porque si él es bueno, con toda seguridad sabrá elegir, incorporar y motivar a las personas más adecuadas.

¿Cuál es la repercusión internacional de los proyectos? Y a nivel autonómico, ¿cómo se relacionan con los emprendedores de la comunidad?

JR: Desde EOI estamos convencidos de que Lazarus es un programa innovador en la formación y acompañamiento a emprendedores y estamos intentando que reciba por parte del Fondo Social Europeo el título de Best Practices en emprendimiento, galardón este que solo se concede a las mejores experiencias europeas.

VM: La repercusión internacional de los proyectos la van consiguiendo los emprendedores poco a poco, con esfuerzo y humildad. De esta forma la Singularity University, la revista Forbes, la Unión Europea, el MIT, Samsung y un largo etcétera han puesto sus ojos en ellos y han reconocido su trabajo.

La relación con otros emprendedores de la comunidad la construimos con jornadas en abierto, participación de los Lazarus como ponentes en distintos programas de otras entidades y poniéndoles en contacto con otros emprendedores a los que entendemos que pueden ayudar.

¿Y con otros agentes del ecosistema como inversores? ¿Cómo promueven esos encuentros?

VM: Nuestro mantra es que el mejor inversor es un cliente que paga. No obstante a veces los emprendedores necesitan inversores o a veces no los necesitan pero se obstinan en conseguirlos, por lo que intentamos que tengan las mejores oportunidades. Para ello contamos dentro de nuestro Comité Asesor que es quien los evalúa para conceder los premios a Indra Ventures, Nero Ventures, DaD, Encomenda y Sodicaman que es la sociedad del Gobierno de Castilla-La Mancha para financiar proyectos emprendedores. Además Caja Rural Castilla-La Mancha, Spain Startup, Kfund, Plug and Play y otros actores están involucrados en Lazarus y conocen perfectamente los proyectos.

¿Qué mejoras tienen pensado introducir en 2017? ¿Cómo han evolucionado a lo largo de estos cuatro años de actividad?

VM: Lazarus evoluciona año a año como cualquiera de las startups que lo conforman. Entrevistamos a los emprendedores, lanzamos experimentos, sacamos lecciones aprendidas y cada año hacemos las modificaciones que creemos que mejor van a resolver los dolores de los emprendedores. La evaluación final para la próxima convocatoria, que será en octubre, la haremos en el mes de junio, pero ya sabemos por las evaluaciones parciales que queremos poner sesiones de lecciones aprendidas cada dos meses durante los tres años, que queremos innovar en el reflejo de los proyectos en un one pager o en el resumen ejecutivo y que queremos buscar aún más aliados.

MÁS INFORMACIÓN

Fundación CRCLM:

Sígueles en Facebook

Sígueles en Twitter

EOI:

Sígueles en Twitter

Sígueles en Facebook

Tags Relacionados
Pincha en uno de los tags para ver más noticias relacionadas
¡Deja tu comentario!
Esta es la opinión de los internautas, reservado el derecho a eliminar comentarios injuriantes o contrarios a las leyes españolas.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

2009. Charaxes Jasius S.L. Todos los derechos reservados