• Directorio de empresas
Más...|Bruno Fernández Scrimieri. Enisa
"Enisa quiere ir más allá de financiación y crear una comunidad, un punto de encuentro de emprendedores"
  • Enisa colocó el año pasado alrededor de 75 millones de euros en préstamos participativos.

El Referente entrevista a Bruno Fernández Scrimieri, consejero delegado de Enisa, una entidad de capital público creada en 1982 y dependiente del Ministerio de Industría, Energía y Turismo, a través de Secretaría General de Industria y de la PYME. Bruno pertenece al cuerpo de Técnicos Comerciales y Economistas del Estado, desempeñando anteriormente otros cargos destacados como director de la División de Moda, Hábitat e Industrias Culturales en ICEX España Exportación e Inversiones, así como consejero Económico y Comercial en la Oficina Económica y Comercial de España en Casablanca. 

Tras la aprobación por parte del Consejo de Ministros del acuerdo para la firma de tres convenios entre el Ministerio de Industria, Energía y Turismo y Enisa, este destinará un total de 98,319 millones a pymes y empresas, estimando una inyección económica en 600 proyectos empresariales españoles en diversas fases de desarrollo, desde las de reciente creación hasta fusiones, adquisiciones o salida al MAB. A esta cifra hay que añadir otros 15 millones procedentes de la Secretaría de Estado de Telecomunicaciones y para la Sociedad de la Información (SETSI). Se trata de la línea Agenda Digital, destinada al desarrollo y lanzamiento de nuevos productos y servicios del sector TIC y en especial los dirigidos a contenidos digitales (productos audiovisuales, música, publicaciones digitales, videojuegos y aplicaciones para el ecosistema móvil), sector infomediario reutilizador de información del sector público o privado e industrias del futuro (computación en la nube –cloud computing-, Internet de las cosas –Internet of Things-, TIC verdes –Green TIC y tratamiento masivo de datos
–Big Data-).

Para los emprendedores españoles que no os conocen, ¿qué es Enisa?

Pretendemos ser un instrumento de apoyo financiero a la pyme, tanto en su fase de creación como en la de crecimiento. Y lo hacemos a través de un producto muy determinado: el préstamo participativo. De esta manera intentamos atender una carencia dentro del sistema financiero, donde la financiación bancaria tiene un peso fundamental, pero cuyas entidades, por sus características y por el perfil de riesgo que asumen, no entran en proyectos como los que nosotros financiamos. Nuestro objetivo es que aquellos proyectos innovadores y con viabilidad en el mercado no se queden en el cajón por falta de financiación. Como empresa pública, nuestra misión darles una oportunidad.

Muchos emprendedores desconocen las fuentes de financiación públicas existentes en España, ¿por qué son importantes y qué misión cumplen en el ecosistema emprendedor?

Efectivamente, el abanico de instrumentos públicos es amplio. Hay recursos para la financiación, la internacionalización, la investigación y el desarrollo, la formación, etc. Pero el problema es su desconocimiento, por lo que resulta fundamental que la información llegue a las empresas y puedan acudir a estas herramientas de carácter público. Enisa es un agente más en el esquema del apoyo a la pyme dentro del mundo de la financiación y consideramos muy importante estar en plataformas y foros relacionados con la pyme y el emprendimiento, como es el caso de El Referente, para darnos a conocer.

Son muchas las líneas existentes referentes a la financiación pública, ¿qué líneas posee Enisa para los emprendedores y cuándo deben optar a ellas?

Como ya he dicho, nuestro instrumento básico es el préstamo participativo. Somos la empresa de referencia en este sentido, porque ofrecemos un producto muy particular y con sus propias características.

Para el colectivo de jóvenes emprendedores, entendido como empresarios menores de 40 años que han creado una empresa hace menos de dos años, tenemos la línea Enisa Jóvenes Emprendedores. Se trata de préstamo de entre 25.000 y 75.000 euros con un vencimiento máximo de cuatro años y uno de carencia. El tipo de interés se establece en dos tramos, uno fijo, que se sitúa este año en Euribor más 3,25 %, y un segundo tramo variable que se calcula en función de la evolución de la empresa. Somos conscientes de que en sus primeros años de vida, la empresa ha de pasar por el denominado “valle de la muerte” y es difícil que obtenga resultados positivos, por lo que en esa etapa inicial lo habitual es que solo cobremos el tramo fijo. En el momento en el que la empresa empieza a obtener buenos resultados, Enisa empieza a participar de dichos beneficios aplicando el tramo de interés variable que puede llegar a un máximo del 6 %. De esta manera Enisa participa del éxito o del fracaso del proyecto y lo acompaña una vez encarrilado. Según las empresas crecen van teniendo necesidades de financiación adicionales y, entonces, les ofrecemos la posibilidad de una segunda financiación. De hecho, más de un 10 % de de las empresas de nuestra cartera tienen varios préstamos con nosotros.

También apoyamos a los emprendedores que ya han cumplido los 40 años y quieren crear una empresa. A través de la línea Enisa Emprendedores les ofrecemos financiación por importes que van desde los 25.000 a los 300.000 euros, con una carencia de dos años y un vencimiento no superior a los seis años.

Para cubrir todo el espectro de financiación de las empresas, por último, tenemos líneas dirigidas a empresas medianas que se hallen en proceso de internacionalización o de crecimiento, como son Enisa Competitividad, Enisa Fusiones y Adquisiciones o Enisa Mercados Alternativos.

Si un emprendedor solicita la línea Emprendedor y su empresa fracasa, ¿qué pasa con la inversión de Enisa?

Tanto los emprendedores como las empresas que solicitan la financiación de Enisa deben tener claros varios aspectos. No damos ayudas ni subvenciones a fondo perdido, ofrecemos préstamos y, por lo tanto, nuestro objetivo último es recuperar esas inversiones. De este modo, el dinero circula y podemos financiar proyectos de otras empresas. Somos conscientes de que el perfil de riesgo en nuestras operaciones es elevado, porque son proyectos, en su mayoría, que están arrancando, aterrizando en el mercado y tienen que testar la validez del producto…

En el momento en el que la empresa tiene dificultades para devolver el préstamo, intentamos buscar fórmulas para renegociar ese préstamo: los plazos de carencia, los vencimientos, el calendario de pagos… Pero si finalmente el proyecto fracasa y la empresa desaparece, intentamos recuperar la inversión mediante las fórmulas judiciales contempladas. Nuestra obligación es intentar la devolución del préstamo, no solo porque manejamos recursos públicos, sino porque debemos seguir alimentando el ecosistema.

Del total de pymes que han obtenido algún tipo de préstamo por parte de Enisa, ¿cuántas sobreviven y logran salir adelante?

Tenemos distintos perfiles de empresas, ya que el concepto de pyme es muy amplio; desde la empresa recién creada por dos chavales hasta una compañía mediana con 200 trabajadores que acaba de lanzar un producto. Es difícil establecer una cifra con carácter general, depende mucho del ciclo o del año en el que se financió a esa empresa. Entramos en una fase de crecimiento y de condiciones macroeconómicas favorables, por lo que los proyectos actuales tienen más posibilidades de sobrevivir que aquellos que arrancaron en años pasados, cuando la situación del mercado nacional era muy complicada. Pero podríamos hacer un ejercicio global y decir que las tasas de morosidad son bastante aceptables y se sitúan en un 15 %, muy por debajo de las cifras que se manejan en el ámbito de la financiación de riesgo.

Para los emprendedores interesados en estudiar la posibilidad de pedir un Enisa, ¿cuáles son las condiciones obligatorias que debe cumplir su empresa para que puedan concederle un préstamo?

Lo primero a tener en cuenta es que tiene que ser una empresa. No podemos financiar a autónomos, por ejemplo. Tienen que ser empresas con forma societaria y personalidad jurídica diferente a la de los propios socios. Debe ser una pequeña o mediana empresa, porque la filosofía de Enisa es financiar a los colectivos con más dificultades. Todos sabemos que en España las pymes lo han pasado muy mal durante estos años de restricción crediticia, por eso nos dirigimos a ellas.

Es imprescindible que sea un modelo de negocio innovador, entendiendo la innovación en un sentido muy amplio. No se trata solo de proyectos tecnológicamente muy avanzados, ya que la innovación puede estar en el desarrollo de un nuevo producto, en los procesos de búsqueda de clientes, en los canales de distribución… Todos aquellos elementos que diferencian al producto o al servicio y que le permitan un mejor posicionamiento son considerados innovadores.

Por otra parte, los proyectos deben ser viables tanto técnica como económicamente. Técnicamente porque queremos que exista ese componente de innovación y que el equipo que esté detrás sea profesional. Nos fijamos mucho en los promotores, en su experiencia y en la compatibilidad de los perfiles. Además han de ser sostenibles económica y financieramente, porque queremos que las empresas tengan proyecciones que hagan factible la devolución del préstamo.

Es muy importante que haya un componente de cofinanciación, por eso los socios han de demostrarnos su compromiso con el proyecto empresarial mediante el nivel de aportación de fondos propios.

Actualmente el ecosistema emprendedor español está creciendo de forma acelerada, ¿es una buena noticia o podemos estar cerca de otra burbuja?

Por supuesto que es una buena noticia. Podríamos discutir las razones de por qué somos como somos en España, pero es cierto que nuestra economía y la clase empresarial se han fijado mucho en las oportunidades internas. La internacionalización es un proceso reciente; las empresas se han aventurado a salir fuera, a formarse en idiomas… Puede verse el fenómeno del emprendimiento como una moda, pero lo que no se puede negar es que ha traído consigo la vocación global de las empresas que, desde el minuto uno, son conscientes de que su ámbito de actuación es el mundo.

Aún es pronto para saber si estamos en un proceso de burbuja, justo ahora que estamos saliendo de la situación de crisis y se abre el acceso a la financiación. La lectura del fenómeno emprendedor es muy positiva. Aunque con algo de retraso, España se ha incorporado a una realidad que existe en los países de nuestro entorno desde hace tiempo: la determinación de iniciar un proyecto y de correr riesgos para sacarlo adelante.

¿Cuáles son vuestros objetivos para 2015?

Seguir ofreciendo un impulso financiero a la pyme. Una frase fácil de decir, pero que lleva aparejada muchas cosas. Lo primero, que nos conozcan, pues aunque tenemos cierta notoriedad en el mundo de las start-ups, nuestra vocación es llegar a todo tipo de pymes y hay muchos entornos empresariales en los que Enisa es poco conocida. Después, conceder y asignar nuestro presupuesto de 2015, casi 114 millones de euros, a proyectos innovadores y de calidad. Y, por último, ir más allá de la financiación y crear una comunidad, haciendo de Enisa un punto de encuentro, de estrategias colaborativas y de servicios añadidos.

¿Habéis gastado los fondos de la anterior convocatoria? ¿Cuál es la previsión para este año?

Tradicionalmente hemos colocado la totalidad de los fondos. Es cierto que el año pasado no pudimos hacerlo, porque durante el primer cuatrimestre tuvimos cerrado por reformas nuestro portal del cliente, a través del cual se tramitan todas las solicitudes de financiación. Aún en tales circunstancias, colocamos 75 millones de euros de los 100 previstos. Con el presupuesto de este año esperamos financiar unos 600 proyectos empresariales.

¿Qué acciones vais a realizar para captar la presencia de los emprendedores?

Somos bastante activos en la promoción y presentación institucional. En lo que llevamos de este año 2015, hemos participado en más de 130 eventos y jornadas para explicar nuestras líneas de financiación, condiciones y operativa de solicitud. Por otra parte, editamos un boletín mensual que se distribuye a más de mil suscriptores, en su mayoría agentes del ecosistema emprendedor español, y estamos presentes en las principales redes sociales. También nos apoyamos en colaboradores públicos y privados que nos ayudan a identificar proyectos susceptibles de ser financiados. 

MÁS INFORMACIÓN

Sígueles en Twitter

Sígueles en Facebook

Tags Relacionados
Pincha en uno de los tags para ver más noticias relacionadas
¡Deja tu comentario!
Esta es la opinión de los internautas, reservado el derecho a eliminar comentarios injuriantes o contrarios a las leyes españolas.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

2009. Charaxes Jasius S.L. Todos los derechos reservados