• Directorio de empresas
Innovadores|Emprendedores
10 consejos para que te puedan contratar en una startup
  • A la hora de contratar a un nuevo trabajador, las startups valoran la pasión y la dedicación por las iniciativas en las que van a colaborar

Los recién graduados de las universidades españolas se plantean cada día cómo afrontar el mundo laboral que les espera. Es habitual observar cómo se les adoctrina en al arte de diseñar un currículum o pasar una entrevista de trabajo, habitualmente, para grandes corporaciones. El diario El Referente ha entrevistado a las principales startups, aceleradoras y escuelas de negocio españolas para resumir en diez los consejos clave que cualquier universitario debe tener en cuenta a la hora de aplicar a una startup tecnológica. 

El cambio constante del mundo laboral, no solo español, sino también a nivel global, hace que cada vez con más frecuencia muchas personas decidan montar su propio negocio. Pero trabajar para una startup es una opción profesional que también cuenta con múltiples ventajas: se trata de proyectos innovadores, preocupados por su entorno, en que los equipos de trabajo suelen ser más pequeños y cada propuesta cuenta y, por supuesto, en los que las ganas y las horas son recompensados con victorias diarias.  Los fundadores de varias startups de prestigio nacional resaltan, a continuación, los puntos a tener en cuenta para alcanzar el éxito dentro de este tipo de empresas:

1. Apasiónate por tu trabajo

El emprendimiento requiere un esfuerzo y una dedicación que muy pocos trabajos exigen. Por eso, si quieres formar parte de una startup tienes que creer en el proyecto tal y como lo hacen sus fundadores.

Gonzalo Manrique, cofundador de Ironhack asegura que a cualquiera de sus trabajadores “tiene que dolerle el problema que estás intentando resolver y sentir la startup como suya desde el principio”.

Concepción Galdón, responsable de la aceleradora Área 31 perteneciente al IE Business School, coincide en esta idea: “Me parece importantísimo creer en el proyecto al que te incorporas y que te motive mucho el rol que juegas en él. Si te gusta el proyecto, pero no tu papel en él, o te gusta tu función, pero no te crees el proyecto, es difícil que dures mucho en la startup. Probablemente abandonarás cuando se presente el primer reto relevante o en cuanto te ofrezcan cualquier otro puesto”.

2. Sé flexible

Los equipos de las startups no suelen estar formados por un gran número de personas, por eso es importante que seas capaz de desarrollar diferentes funciones y que estas no se parezcan entre sí. 

Rosa Zárate, fundadora de Köppen Executive, insiste en este pensamiento y recalca que “las grandes organizaciones con estructuras definidas buscan y luchan por la especialización”, no así en las startups, que buscan un perfil mucho más flexible.

Para María Rico, de Alumni Global Search, esta situación se produce “porque el equipo suele ser reducido y los trabajadores son los que aprenden a desarrollar unos procedimientos, que no están totalmente definidos, hasta que estos resulten óptimos”. Enrique Benayas, director de ICEMD, añade a esta flexibilidad  laboral la importancia de ser “abierto mente” a la hora de trabajar en el mundo del emprendimiento.

3. Trabaja con independencia

No dependas siempre de las directrices de otros. Tienes que ser capaz de desarrollar los proyectos con iniciativa y seguro de ti mismo.

“Si la persona es resolutiva y puede trabajar de forma independiente, facilitará el trabajo al resto del equipo”, asegura María Rico. Rosa Zárate, de Köppen, entiende que “quienes asumen el riesgo de embarcarse en una startup suelen ser profesionales seguros de sí mismos. No necesitan que les den directrices claras sobre qué o cómo hacer algo, sino que son capaces de innovar o crear pautas a partir de la nada”.

4. El talento atrae talento

Como ya se ha repetido en varias ocasiones, es fundamental tener fe en la iniciativa para la cual trabajas; solo así podrás transmitirla y hacerlo con credibilidad.

Jorge Schruna, fundador de la startup Tyba, manifiesta que si una persona “es capaz de convencer a grandes talentos de sumarse a su aventura es porque tiene una visión prometedora y aptitud de líder”, por lo que los emprendedores se aseguran de contar con los mejores en su startup.

5. No temas el cambio

Si quieres trabajar en una startup debes acostumbrarte al cambio constante y adaptarte a nuevas maneras de trabajar, de financiar los proyectos y de relacionarte con tu entorno.

Félix Lozano, socio fundador y CEO de Teamlabas, recalca que es fundamental atesorar la habilidad para adaptarse a los cambios “sin miedo y con entusiasmo”. El único modo de sobrevivir a las transformaciones constantes es, precisamente, afrontarlas como parte natural del trabajo.

6. Preocúpate de tu equipo

Los compañeros de trabajo no tienen por qué convertirse en amigos, pero es necesario mantener una relación de trabajo apta para ejecutar las labores requeridas.

“Las startups son equipos pequeños donde hay mucho roce entre los miembros del equipo. Se trabajan muchas horas, con tensión y en una situación en que la definición de funciones es muchas veces difusa. Por eso es importantísimo encajar con los demás, realmente "hacer equipo" y sentirse equipo. No hace falta ser amigos o que haya una conexión personal, pero sí un compañerismo sano”, afirma Concepción Galdón.

7. No pierdas las ganas de aprender

Una startup es una oportunidad única para formarse de manera diaria, no solo en el ámbito en el que estás especializado, sino en el resto de áreas de trabajo.

Gonzalo Manrique sostiene: “En Ironhack buscamos makers. Gente que haga cosas. Que tenga la curiosidad y la motivación de resolver problemas. Ya sea alguien de marketing, de business dev o de operaciones, todos tienen que tener ese lado maker. Suelen ser perfiles analíticos y con ganas de aprender siempre”.

8. Que el dinero no sea lo más importante

No tienes que desmerecer la remuneración económica de tu trabajo, pero si crees en lo que haces no le otorgues excesiva relevancia a este aspecto.

Rosa Zárate aconseja a los profesionales que anhelen entrar en una startup que sean “poco sensibles al status, al tamaño o al branding de las organizaciones. El salario importa, pero no es principal driver”. Hay que engancharse a los proyectos por “las emociones que genera o simplemente por el hecho de trabajar con herramientas o tecnologías de última generación o con un gurú o referente tecnológico”.

9. Actualízate constantemente

En el mundo actual, y más en el universo emprendedor, es importante estar al día no únicamente de las innovaciones tecnológicas, sino de todas aquellas que puedas incluir en tus propósitos laborales.

Para Félix Lozano está claro: “Hoy en día hagas lo que hagas quedará obsoleto en muy poco tiempo”. Por esta razón debes esforzarte por encontrar cada día nuevas maneras de realizar tus funciones; tomar la iniciativa te reportará un satisfacción personal incalculable, así que no esperes a que otros te cuenten lo que está sucediendo, sé curioso.

10. No tengas miedo a equivocarte y sé perseverante

Suele ser algo habitual en las startups de nueva creación el cometer errores y rectificar en mil y una ocasiones. Si cometes un error, levántante, soluciónalo y demuestra a tus superiores que tus ganas y perseverancia son tu máximo activo.

Jose Torrego, fundador del diario El Referente, asegura que en las startups "se valora mucho la gente perseverante, sin miedo a equivocarse y con ganas de aprender y mejorar". Si cometes un error, debes saber enmendarlo rápidamente."Demuestra a tus superiores que eres autocrítico, reconoce tus fallos, aporta soluciones y, por supuesto, no vuelvas a cometer el mismo error, eso te posicionará", asegura.

¡Deja tu comentario!
Esta es la opinión de los internautas, reservado el derecho a eliminar comentarios injuriantes o contrarios a las leyes españolas.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

2009. Charaxes Jasius S.L. Todos los derechos reservados