• Directorio de empresas
Gastronómicos|Entrevista a los responsables de Orizont
"Nuestra diferenciación respecto a otras aceleradoras es que estamos muy en contacto con empresas del sector"
  • Orizont recibe de los emprendedores la participación de SODENA del 9% en el accionariado y el compromiso de permanecer durante un mínimo de dos años en la Comunidad Foral
  • Orizont nació para convertirse en referente del sector agroalimentario a nivel nacional e internacional.
30/03/2017 |  Indra Kishinchand

Orizont es una aceleradora de startups navarra enfocada en proyectos agroalimentarios. A día de hoy, tienen abierta su tercera convocatoria, que busca acelerar ocho startups vinculadas a la agroalimentación, las cuales obtendrán un total de 110.000 euros. El plazo de inscripción está abierto hasta el 12 de abril y es posible apuntarse a través de la web.

Un dispositivo para el control de plagas agrícolas en tiempo real, un software para departamentos de compra de empresas alimentarias o un desarrollo o producto innovador para la transformación de residuos de desalinizadoras en agua son algunos de los 12 proyectos acelerados hasta el momento en Orizont. El objetivo de la aceleradora es atraer talento, fomentar la innovación y favorecer el emprendimiento en este sector.

Con una duración de seis meses, el programa comenzará el 11 de septiembre y durará hasta marzo de 2018. Durante este tiempo las startups elegidas llevarán a cabo un proceso de formación y aceleración diseñado por el Centro Europeo de Empresas e Innovación de Navarra (CEIN), que asesorará a los proyectos sobre oportunidades de negocio, networking, entrada en el mercado, o desarrollo del plan de negocio. 

Orizont ha sido creada por Sodena, el instrumento financiero del Gobierno de Navarra, ¿qué papel cumplen las instituciones públicas en el apoyo al emprendimiento? ¿Cómo se fraguó el nacimiento de Orizont?

Las instituciones públicas cumplen un papel fundamental en el apoyo al emprendimiento y una aceleradora es una herramienta perfecta para impulsar el ecosistema emprendedor y que este genere tejido empresarial efectivo para un territorio.

Orizont nació para convertirse en referente del sector agroalimentario a nivel nacional e internacional. Nuestro objetivo, desde el principio, ha sido atraer talento innovador y espíritu emprendedor para revitalizar y fortalecer la industria agroalimentaria. Para lograrlo ponemos a disposición de los emprendedores las infraestructuras y el conocimiento necesarios. Además del respaldo del Gobierno foral y el soporte de otras instituciones, como centros tecnológicos, universidades e importantes empresas nacionales e internacionales de gran peso en el sector.

¿Por qué decidisteis centraros en proyectos agroalimentarios?

La industria agroalimentaria es el primer sector económico en España, con más de 2,4 millones de empleados. Además, su crecimiento en los últimos años ha generado que alcance volúmenes de facturación superiores a los 90.000 millones de euros, lo que se traduce en más el 9% al PIB. Las exportaciones continúan creciendo, colocándole como el número uno en Europa y el séptimo lugar a nivel mundial.

Sobre todo, también se trata de la significativa presencia que tiene el sector agroalimentario en Navarra y la necesidad de revitalizarlo. Además la Comunidad Foral cuenta con centros de referencia en investigación en el sector como el Centro Nacional de Tecnología y Seguridad Alimentaria (CNTA), así como universidades y otros centros tecnológicos que profundizan en el conocimiento y la investigación agroalimentaria como el INTIA (Instituto Navarro de tecnologías e Infraestructuras Agroalimentarias), IDAB (Instituto de Agrobiotecnología de la Universidad Pública de Navarra), El Instituto de Innovación y Sostenibilidad en la Cadena Agroalimentaria de la Universidad Pública de Navarra (IS-FOOD) o el Departamento de Ciencias de Alimentación de la Universidad de Navarra.

¿Qué ventajas tienen las aceleradoras sectoriales?

En España existen muchas aceleradoras, pero muy pocas son sectoriales y, entre las que existen, solo un número muy pequeño está especializado en este sector. Se trata de una herramienta óptima para el impulso al ecosistema emprendedor y muy efectiva a la hora de generar tejido empresarial. Nuestra diferenciación respecto a otras aceleradoras españolas e incluso internacionales radica en que estamos muy en contacto con empresas del sector. De hecho, ofrecemos a los emprendedor acceso a más de 30 importantes multinacionales que apoyan a los emprendedores con asesoramiento técnico y su conocimiento del mercado, además de contar todos los proyectos con un mentor.

El sector agroalimentario ha sido reacio, pero cada vez incorpora más tecnología en sus procesos, ¿cómo valoráis y fomentáis este hecho?

El sector agroalimentario representa una gran oportunidad para la puesta en marcha de nuevos proyectos. Se trata de un sector cada vez más tecnificado y que demanda ideas innovadoras para sus productos, procesos y modelos de negocio. I+D, innovación, sostenibilidad, nuevos patrones de consumo y desarrollo empresarial serán claves para el futuro de la agroalimentación. Según los datos que manejamos, solo tres de cada 100 nuevos emprendedores, aquellos que llevan entre tres  meses y 3,5 años con su empresa, ponen el foco en el sector agroalimentario. Sin embargo, el 60% de los centros de I+D en nuestro país están vinculados a la industria tradicional: agricultura, ganadería, pesca o food. Aun así, los sectores hacia los que se orientan estos centros, el sector agrario se lleva la palma -presente en 10 de 17 comunidades-, seguido de cerca por el energético, el logístico, el de la automoción, aeronáutica y el turismo.

A día de hoy tenéis abierta vuestra tercera convocatoria, ¿qué novedades habéis introducido en la misma?

Volvemos a ofrecer un programa de aceleración de seis meses en la Ciudad Agroalimentaria de Tudela (CAT) con total aprovechamiento de sus instalaciones y lo que obtienen las empresas participantes es acceso a más de 30 importantes multinacionales, un apoyo económico de hasta 110.000 euros en cada proyecto, un programa de aceleración diseñado por CEIN, instalaciones acondicionadas para empresa agroalimentarias, laboratorio y cocina industrial, y alojamiento para sus creadores en Tudela (Navarra). Sí que es cierto que, como novedad, este año se les ofrece a los proyectos asociarse como socios de pleno derecho durante un año al Centro Nacional de Tecnología y Seguridad Alimentaria (CNTA).

¿Cómo habéis evolucionado en la cantidad y calidad de proyectos que vais recibiendo?

Las dos primeras ediciones pueden resumirse en un total de 12 proyectos acelerados (seis por cada convocatoria), de entre las 439 startups interesadas. Además, el 50% de los proyectos es de fuera de Navarra. Respecto a la calidad, poner en marcha un proyecto como Orizont no es fácil y, poco a poco, sí que vemos que el emprendimiento en el sector agroalimentario se ha ido profesionalizando más. A ver qué nos depara esta tercera edición.

Desde Orizont buscáis iniciativas en fases iniciales, escalables, con carácter innovador... ¿Qué otros aspectos más allá de los formales tenéis en cuenta a la hora de elegir las startups?

Sobre todo, nos centramos en algunos parámetros fundamentales. Las seleccionadas deben ser empresas escalables con una propuesta de modelo de negocio y una distancia al mercado de un año. Por supuesto, tenemos en cuenta la innovación que aportan al sector agroalimentario; así como el equipo que sustenta el proyecto, se valora que haya dos o más emprendedores con implicación absoluta.

Ofrecéis aceleración, espacio de trabajo, mentores especializados... ¿Qué recibís vosotros de los emprendedores?

Una participación de SODENA del 9% en el accionariado y el compromiso de permanecer durante un mínimo de dos años en la Comunidad Foral.

De los 110.000 euros que pueden obtener los proyectos, 80.000 se entregan como préstamo, ¿qué beneficios tiene este tipo de financiación para ambas partes?

Se trata de un importe de financiación interesante para las empresas y un instrumento ágil en la operativa. Las empresas lo solicitan cuando ya tienen el plan de negocio claro y van a empezar las primeras inversiones. Lo hablamos con ellas e identificamos hitos de desarrollo para poder hacer las inversiones, anima a las empresas y les ayuda a no salirse de su hoja de ruta.

¿Qué objetivos tenéis a medio largo plazo como aceleradora? ¿Qué mejoras queréis ir implantando?

Queremos posicionarnos como un referente del sector agroalimentario no solo en España, sino también a nivel internacional. Sabemos que se trata de un reto complicado,pero estamos convencidos de que poco a poco vamos lográndolo.

Además, tenemos unas previsiones de creación de más de 30 nuevas empresas en cinco años a raíz de Orizont. También apostamos por la generación de empleo directo: en torno a 200 nuevos puestos de trabajo, la mayoría de alta cualificación, una vez las startups estén desarrolladas y tengan una rentabilidad financiera superior al 5%. Además de atraer compañías a Navarra, el objetivo es que más de un 25% procedan del exterior.

Respecto a las mejoras, confiamos en aportarles a las startups todas las herramientas necesarias para su desarrollo e ir aprendiendo en cada edición qué es lo que más necesitan y qué es lo que nosotros les podemos aportar.

¿Qué peculiaridades tiene los emprendedores navarros? ¿Qué les diferencia?

El emprendedor navarro, en general, persigue sus objetivos, fija qué es lo que quiere conseguir y trabaja día y noche con el fin de conseguirlo; además, el emprendedor, por definición, tiene una mente innovadora, que busca nuevas alternativas para realizar sus tareas cotidianas. Pero insistimos en que buscamos empresas de cualquier lugar que estén dispuestos a instalarse en Navarra.

¿De qué manera se relacionan con los participantes de Orizont?

Durante los seis primeros meses que dura el proceso de aceleración la relación es muy intensa. El programa que se tiene preparado de formación es exigente. Se crea confianza en el grupo y con los formadores. Desde Sodena se buscan encuentros mensuales en los que poder analizar los avances de los proyectos y también se organizan sesiones con las empresas colaboradoras y el Consejo Asesor.

Una vez finalizado el proceso, ¿qué vínculo queda entre vosotros y las startups?

Las startups de Orizont pasan a formar parte de la cartera de empresas de Sodena, y, como tal, se les hace un seguimiento de los avances técnicos y comerciales. El contacto es continuo tanto para conocer sus progresos como para apoyarles con contactos y con el desarrollo del negocio.

MÁS INFORMACIÓN

Sígueles en Twitter

Sígueles en Facebook

Tags Relacionados
Pincha en uno de los tags para ver más noticias relacionadas
¡Deja tu comentario!
Esta es la opinión de los internautas, reservado el derecho a eliminar comentarios injuriantes o contrarios a las leyes españolas.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

2009. Charaxes Jasius S.L. Todos los derechos reservados